Según el científico alemán Albert Einstein, "la palabra progreso no tiene ningún sentido mientras haya niños infelices". Pero parece que de este sabio pensamiento poco entiende el intendente de Embarcación, Alfredo Llaya, quien discrimina sin miramientos a los chicos de su propia comunidad.
Lo cierto es que Llaya "le bajó el pulgar" a un estandarte del fútbol salteño, como es Orlando "Huracán" Cardozo y hace peligrar la continuidad de unos 120 chicos en los torneos de fútbol en la localidad norteña.
Cardozo, quien había presentado un proyecto "paralelo" al fútbol y pensando en el futuro de los pequeños, propuso crear una sala de computación e inglés para brindar otras herramientas a los jugadores.
Pero nueve meses después el sueño se derrumbó. Quizás su acercamiento al reconocido dirigente romerista Jorge Moya lo condenó, pero la "sanción" termina afectando directamente a muchas familias que en Embarcación apostaron al deporte.

Una nueva herramienta
"Mi sueño es que no solo sean jugadores de fútbol, sino que tengas otras vías de crecimiento y posibilidades profesionales de crecer, como es computación o inglés", resaltó Cardozo.
"Primero decidieron sacarme de la Liga Infantil y después me sacaron de la escuelita de River de Embarcación", contó.
"Hoy te sale aproximadamente 500 pesos mensuales un curso de computación y hay mucha gente en Embarcación que no tiene los recursos necesarios, ya que la clase social es media o media baja", insistió El Huracán. "La esposa de Llaya, a cargo de Desarrollo Social de la Municipalidad de la ciudad de Embarcación, había prometido conseguir la mitad de las maquinas por medio de la Nación y la otra mitad en la Provincia, pero eso nunca se concretó", dijo.
"Estamos hablando de solo 15 PC, con sus respectivos escritorios y un docente que les enseñe a los chicos", resaltó.

Semillero campeón
En los juegos Evita 2014 los equipo de Embarcación del Sub-13 y Sub-14, comandados por Cardozo, salieron campeones y viajaron a Mar del Plata para representar a la provincia, en el certamen lograron resultados muy satisfactorios.
Ahora, el próximo objetivo es reflotar el cerrado Club Central Norte de Embarcación, para participar en la Liga del Bermejo, con chicos cuyas edades van desde los 13 hasta los 20 años.
"La idea es que en marzo ya ingresemos cuando arranque la Liga del Bermejo. Todo demanda gastos. tenemos un gasto de 15.000 pesos por mes y la inscripción en la Liga es de 25 mil pesos", insistió el Huracán Cardozo. "Por eso estamos trabajando incansablemente con un grupo de padres de los chicos que entraron a la escuela", insistió.

Un golpe muy bajo
El lunes comenzó el torneo de los Cebollitas y, Cardozo hizo una denuncia. “Esta gente me bajó el pulgar y me dijo que yo no puedo participar con la escuelita. Aducen que la orden viene de arriba”, dijo.
“El problema es que a metros de donde entrenamos, se hizo el acto de lanzamiento, y se entregaron camisetas y pelotas y comenzaron con los partidos, mientras que nuestros chicos tuvieron que ser simples espectadores de la descarada discriminación del intendente”, concluyó molesto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia