Se coronaron como los mejores de la etapa regional cuando nadie lo esperaba. Son de los equipos más humildes y los que hacen todo a pulmón.
Los chicos del sub-17 de la Liga Anteña dieron qué hablar en octubre cuando le ganaron a Jujuy, uno de los grandes candidatos; ahora se preparan para disputar la instancia final que se jugará en la capital salteña desde el próximo lunes.
El selectivo está conformado con jugadores de El Quebrachal, Gaona, Joaquín V. González y Las Lajitas.
El 15% del plantel, conformado por chicos de 17 años, tiene que salir a la calle a trabajar para ayudar a su familia. "Algunos estudian, otros lamentablemente trabajan para ayudar a su familia por alguna problemática. En la lista tengo veinte jugadores, de los cuales tres chicos deben salir a trabajar", explicó Mario Castillo, el director técnico del selectivo.
700 pesos. Es la erogación para trasladar a los chicos de Las Lajitas, El Quebrachal y Gaona hacia Joaquín V. González, donde son los entrenamientos. No reciben ninguna ayuda oficial.
El entrenador también contó cómo vivirán la experiencia de jugar las instancias eliminatorias del Nacional: "Esta instancia puede ser una puerta para el futuro de algunos chicos; para los que quieren estar en otro club más grande".
Para Castillo, quien palpa la realidad que atraviesan los chicos, "el fútbol es un gran incentivo para esta edad. Es una edad muy difícil, ya que, como sucede en todos lados, hay muchos chicos que no tienen la contención necesaria o se hace difícil sacarlos de los vicios que tiene hoy en día la sociedad".
La situación es difícil para los chicos de Anta; pero el esfuerzo de las familias y los allegados al fútbol es mucho más grande. Todos ponen su granito de arena para lograr juntar a todos los chicos para que puedan entrenar. "El interior está muy abandonado en materia de fútbol, falta mucho en lo económico... aquí todo es a pulmón. Para traer a todos los chicos hasta González gastamos 700 pesos; esos gastos los solventamos entre todos, directivos de Belgrano, padres, todos", contó Castillo.
Los chicos de Anta llegarán con toda la ilusión el próximo domingo, se hospedarán en un hotel y los gastos serán absorbidos por la Liga Salteña, como la organizadora de esta última parte del Torneo Nacional de Ligas Sub-17.
Vienen con muchas expectativas y aseguran que tienen mucho más para dar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia