El Jockey Club es uno de los clubes modelo de la ciudad debido a la prolijidad de sus dirigentes y la constante colaboración de sus socios. Estos días volvió a ser motivo de ejemplo para los demás: sumó reflectores en seis de sus canchas de rugby y más de 500 chicos ya disfrutan del entrenamiento nocturno.
Sin embargo, esta inversión no podría haberse llevado a cabo sin la ayuda de algunos padres, quienes acercaron el proyecto a la subcomisión de la mencionada institución y rápidamente se aprobó, por lo que el miércoles el sueño ya se hizo realidad.
Carlos Martearena, el presidente de la subcomisión de rugby, habló con El Tribuno y dio detalles de la nueva gran noticia para toda la familia albirroja.
"Estamos muy contentos porque es un viejo sueño que teníamos en el club", dijo con respecto a la iluminación, e informó que "son para que entrenen los chicos desde la M-6 a la M-14, cerca de 500 jóvenes rugbistas".
"Esta obra fue una iniciativa de unos cuantos padres de infantiles, quienes aportaron el dinero. Ellos antes habían mandado el proyecto a la subcomisión, por supuesto se aprobó y se hizo rápidamente. Para nosotros es una contención tremenda", agregó.
Anteriormente, los pequeños jugadores entrenaban los sábados y jugaban un día después, pero este año todos los clubes debieron cambiar su trabajo previo a los encuentros, ya que ahora hay choques solamente los sábados. "Desde hace unos meses entrenaban miércoles y viernes, con pocas luces, en las canchas 2 y 3 y ahora lo pueden hacer en las 6, 7 , 8 , 9, 10, y 11", agregó el dirigente.

Nuevos avances

Martearena contó a este matutino que además de la obra finalizada en Limache, en el predio de Las Costas se están realizando otros trabajos. "Estamos colocando haches, estamos levantando el quincho y poniendo luces", dijo. En la rotonda también habrá más. "Un museo para festejar los 50 años, el año que viene", cerró.


¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia