Para Matías Velarde un par de paletas de ping-pong, una red y un par de pelotitas comenzaron siendo un juego. A los nueve años comenzó utilizando la mesa de la cocina de su hogar en Metán como superficie de juego. El tiempo pasó y, de a poco, el juego se fue llenando de pasión para convertirse en un deporte que lo llevó a ser subcampeón latinoamericano de la categoría Sub-15 hace poco más de una semana.
Pero Matías no tiene quince, tampoco catorce. Tiene 13 años y varias conquistas logradas a nivel nacional e internacional en menos de cuatro años de carrera. La más reciente es el segundo puesto en el Campeonato Latinoamericano de tenis de mesa que se desarrolló en Puerto Rico.
Matías llegó allí al ser el primer suplente del equipo argentino de la categoría. El destino le jugó un movimiento a su favor, ya que uno de los miembros del equipo titular no pudo viajar; Matías ocupó ese lugar y encajó perfectamente con el equipo. Su actuación individual cerró con cinco victorias y la medalla de plata colgando sobre su pecho.
En una charla con El Tribuno, el tenismesista contó sus sensaciones sobre su participación en Puerto Rico y los próximos pasos que dará. "El Latinoamericano fue un torneo de alto nivel. No sentí mucho la diferencia de edad con respecto a mis rivales y tampoco el hecho de competir afuera, ya que participé en torneos en Perú y Venezuela", señaló Matías.
En cuanto a la medalla, dijo: "El nivel de juego fue elevado, pero en el equipo había confianza sobre lo que podíamos hacer y por eso la medalla es un premio al esfuerzo".
Matías ya ganó una medalla de oro en los Juegos Trasandinos que se desarrollaron el año pasado en Perú. Lo hizo en la competencia de dobles, donde formó dupla con Ignacio Saracho, otro tenismesista metanense. Su primer Trasandino fue en 2013 donde obtuvo la medalla de plata.
En 2012 se subió a tres podios en el Sudamericano que se realizó en Paraguay (plata individual Sub-11, plata por equipo y bronce individual Sub-13). En otro Sudamericano desarrollado en Perú en 2014 fue tercero y en el Latinoamericano de Venezuela finalizó quinto.
Hace pocas semanas atrás se ubicaba primero en el ranking Sub-13 de la Federación Argentina de Tenis de Mesa, pero al no poder participar en algunos torneos bajó hasta el cuarto lugar. Ese terreno perdido intentará recuperarlo en la próxima edición del Campeonato Argentino que se desarrollará en Córdoba desde el 14 del corriente mes.
Matías no es muy chico ni muy grande, pero las ganas de triunfar siempre están sin importar la edad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia