Todavía continúan los chispazos de la eliminación de Juventud Antoniana. Y -aún sin la continuidad definida de Alberto Pascutti- ya se comenzó a proyectar una base del modelo 2015. Mientras desde la subcomisión de fútbol apoyan al discutido DT (al que se le machacan desaciertos en algunos planteamientos, en los cambios y en el hecho de no haber fogueado a la materia prima en beneficio de foráneos que no rindieron), la CD baraja otras alternativas y la próxima semana, con la respuesta de Pascutti sobre la mesa, se definiría lo del técnico.
Hasta tanto, y más allá de quién esté sentado en el banco en el 2015, son entre 6 y 7 los jugadores que están en la consideración dirigencial para continuar, teniendo en cuenta los rendimientos más altos durante el último torneo.
El primero en la lista es, sin lugar a dudas, el caudillo y capitán Juan Pablo Cárdenas, quien se consolidó como marcador central, fue voz de mando en el equipo y transmitió templanza. Junto a Raúl Gorostegui, fue el jugador más utilizado y el que tuvo mayor regularidad y puntos altos en su desempeño. El lateral izquierdo, quien volvió del ostracismo en busca de una nueva oportunidad en el fútbol salteño, también es considerado para seguir en el santo.
En los siguientes escalones del podio de rendimientos y con la intención de renovación están Gustavo Ibáñez, Matías Ceballos y Marcos Litre, quienes también convencieron por su rendimiento. La "fija" es el arquero Mariano Maino, quien tiene contrato hasta el 2015 y seguramente seguirá defendiendo el arco antoniano, siempre y cuando no aparezca una mejor oferta para el futbolista en el horizonte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia