Hay quienes festejan el Día del Trabajador con un buen almuerzo, en familia y también ligado a las pasiones de siempre. Estos elementos pueden aparecer separados, pero conjugados solamente por la Clásica 1º de Mayo, que este domingo cumplió con su 85ª edición. Los protagonistas fueron Adrián y Mauro Richeze, dos hermanos nacidos en Buenos Aires que ejercieron dominio en la temporada de ruta que concluyó con la prueba desarrollada por la calles de Salta.
Para ver el video en 360º hacé clic en el título del video
Embed
Adrián Richeze fue el ganador de la prueba, que definió con su hermano Mauro; la diferencia la estableció el ganador en el embalaje final, puesto que la disputa por el primer puesto había sido muy pareja entre los hermanos desde que establecieron el control sobre el final del segundo giro.
Antes de eso hubo varios corredores que se prestaron el primer lugar de la Clásica, hecho habitual en la carrera. Nadie establece una diferencia definitiva en los primeros metros y quienes más experiencia tienen prefieren guardar un poco de “piernas” para los tramos donde se da lucha: a partir de la tercera vuelta.
Los hermanos Richeze ya habían llegado con cierta ventaja al sector de villa Primavera, sobre el final de la segunda vuelta; la ventaja fue creciendo hasta superar los 30 segundos cuando transitaron por la avenida Independencia, en la penúltima vuelta.
Con esa clara luz sobre el pelotón mayoritario casi que estaba cantada la victoria de uno de los dos hermanos; solo una caída o algún desperfecto en sus rodados hubiera imposibilitado que se vuelva a repetir el “uno-dos” que establecieron en la más reciente edición del Campeonato Argentino.
Afortunadamente para los hermanos no pasó ni una cosa ni la otra. Adrián, representando al Shania Competición de Río Negro, embaló sobre los metros finales para ganar la clásica, dejando a Mauro, que corrió para la Selección argentina, en segundo lugar. Más atrás llegaron Ariel Sívori (tercero), Sebastián Tolosa (cuarto) y Claudio Flores (quinto).
Adrián se llevó un jugoso premio de $14.000 pesos, además de dejar su nombre inscripto entre los ganadores de la Clásica 1º de Mayo, que esta vez contó con menos gente en las calles pero con la misma pasión de siempre.
La Clásica también dejó un año más sin triunfo local. No hubo salteños entre los diez primeros, a pesar de que Gastón Javier tuvo chance de colarse en esos puestos. Sin embargo, los salteños seguirán saliendo a ver la carrera esperanzados de poder ver a uno de los suyos en lo más alto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia