El entrenador Guillermo Barros Schelotto regresó hoy al país tras haber estado tan sólo un mes como entrenador del Palermo, donde renunció debido a que la UEFA no le otorgó la licencia para que pueda dirigir debido a que le faltaba un año y medio más de carrera. Poco adepto al diálogo con la prensa, el Mellizo habló escuetamente en el aeropuerto de Ezeiza y hasta se incomodó con una señora que lo sorprendió con la frase: "Viniste para dirigir a Boca".
Embed
Sin embargo, cuando se lo consultó por la posibilidad de suceder a Rodolfo Arruabarrena si éste da un paso al costado, apeló en dos ocasiones a un "chau" para emprender la retirada. Sobre su salida del Palermo, dijo que le "costó" la decisión pero afirmó que "hay que reconocer la ley".
"La UEFA no me reconoció el título y por eso volví a mi país. Pienso volver a dirigir y ojalá pueda tener la chance de retornar a Italia cuando complete los cinco años", cerró. Barros Schelotto estuvo tres años y medio al frente de Lanús y la UEFA no le dio el título habilitante para ejercer y por ese motivo decidió renunciar al cargo.
El presidente de la institución, Mauricio Zamparini, manifestó que el club iba a demandar al argentino, pero el Mellizo dijo no estar al tanto.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia