Inglaterra y Fiji abren el telón del Mundial de rugby, hoy a las 16, en el templo de Twickenham, en un partido que servirá para medir cómo está el XV de la Rosa en el inicio de su campaña por su segundo título, tras el ganado en Australia-2003, pero que se le negó en su suelo en 1991.
Hace 24 años, Inglaterra cayó derrotado en la final de Twickenham por Australia (12-6), aunque el XV de la Rosa le devolvió el golpe en 2003 al derrotar en Sídney a los Wallabies en el partido por el título gracias al pie de Jonny Wilkinson.
Inglaterra y Fiji abrirán los combates en la llave A, que ya ha sido bautizada como Grupo de la Muerte, cuya primera jornada se completará el domingo con el duelo que disputarán en Cardiff las selecciones de Gales y Uruguay.
Australia, el quinto componente de este Grupo de la Muerte, descansará y tendrá su debut el miércoles en Cardiff contra Fiji.
Fiji será peligroso, y de ello es consciente el seleccionador inglés Stuart Lancaster, que asumió el cargo tras el Mundial de 2011 en Nueva Zelanda.
Lancaster no quiere sufrir la misma experiencia que Francia en 2007, cuando fue sorprendido por Argentina en el partido inaugural.
"Fiji es una amenaza real y tenemos que estar preparados. No podemos caer en la trampa de no estar preparados mentalmente y físicamente y dejarnos superar por la presión del evento. Hay mucha experiencia en el equipo y cuento con ella", agregó Lancaster.
Inglaterra, el favorito
Todo parece preparado para una victoria de Inglaterra y en las casas de apuestas, un triunfo de Fiji se paga 16 a 1.
"Sabemos que tenemos que estar al máximo nivel para derrotar a Inglaterra el viernes (por hoy). Si logramos estar al cien por cien, sé que podemos sorprenderlos. Pero tenemos que estar concentrados los ochenta minutos del partido", afirmó John McKee, el técnico neozelandés de Fiji.
Por lo pronto, en Inglaterra y en todo el mundo, la ovaldad ya es la vedette indiscutida hasta fines de octubre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia