En el primer examen preparatorio que tuvo River Plate en Uruguay, ante Universitario de Perú, este último fue el que se quedó con la victoria, aunque el millonario mereció mucho más. "Es el primer partido después de un gran esfuerzo durante esta semana de trabajo, es recién la primera práctica de fútbol que hacemos", se justificó primero Marcelo Gallardo.

Como a cualquiera, la caída no lo dejó del todo conforme, pero se centró en lo que ofrecieron los suyos en el estadio Centenario de Montevideo: "Fuimos superiores en todo el partido y lo perdimos por una contra que ellos aprovecharon. Generamos, pero no pudimos concretar". No obstante, el entrenador insistió en que es demasiado pronto para hacer análisis.

Al ser consultado por los refuerzos, no anduvo con vueltas y le tiró un palito a la dirigencia: "Hay que tener más paciencia de la cuenta y a veces hay que anticiparse porque no podemos estar a la mitad de la pretemporada y no contar con los jugadores". Y luego de eso, metió algo de presión: "Estoy tranquilo porque sé que van a cumplir, aunque los tiempos no nos juegan a favor a entrenadores".

Circularon varios nombres pero el único que llegó nuevo fue Pablo Aimar, quien se rehabilita de una lesión que pone en duda su presencia en cotejos oficiales. Podría irse Rodrigo Mora, lo del uruguayo Tabaré Viudez quedó en la nada y vuelven a apuntar los cañones hacia el Pity Gonzalo Martínez, el volante ofensivo de Huracán. El globo ya anunció que está dispuesto a abrir las negociaciones, pero quiere la plata, nada de jugadores a cambio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia