El NRG Stadium, de Houston, será el escenario donde el seleccionado argentino afrontará la semifinal de la Copa América Centenario ante el anfitrión Estados Unidos.
El NRG Stadium cuenta con su techo retráctil y una refrigeración central que hace disminuir las altas temperaturas que azotan a esta ciudad texana en el verano que comienza hoy y seguramente incidirán en favor de la selección argentina que llega a esta cotejo con 48 horas menos de descanso que su rival.
Embed

El equipo de Messi tendrá que padecer ante un estadio con localidades agotadas (los precios variaron entre 131 y 1.214 dólares) a las 20 local (22 de Argentina), cuando comience el partido, una temperatura estimada en 35 grados, algo acorde con este estado texano en gran parte desértico del sur de los Estados Unidos, y además con el consecuente cansancio encima, por lo que el propio NRG le tenderá una mano.
"A 230 días del Súper Bowl" (se jugará el 5 de febrero del año próximo) reza un cartel electrónico situado en el ingreso al portentoso estadio inaugurado en 2002, que cuenta con capacidad para 72.200 espectadores, lo que marca a las claras y referencia previa a Messi mediante, el desconocimiento y desinterés que existe en los Estados Unidos por el fútbol-soccer en general y por esta Copa América Centenario en particular.
De hecho, la obtención del anillo de la temporada 2015-2016 de Cleveland Cavaliers al vencer anoche en el séptimo partido a Golden State Warriors, el campeón destronado, generó tantos espacios en la prensa que la Copa América desapareció por completo.
Embed

Pero para los argentinos esto transita por carriles muy diferentes y la idealización que hacen de este deporte hace que estadios como este NRG, que por supuesto alberga naturalmente al fútbol americano, seguramente parecerá un auténtico estadio de fútbol convencional, como hoy anunció el propio entrenador del seleccionado local, el alemán Jurgen Klinsmann, "cuando se llene de camisetas albicelestes".
Conciertos de grandes estrellas de la música, rodeos y ahora soccer, todos espectáculos exóticos que alberga este estadio que sufrió importantes averías al paso del huracán Ike en 2008 y hoy verá como su césped natural, instalado sobre el sintético original, recibirá los mágicos pies del mejor jugador del mundo, un tal Lionel Messi.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia