Gimnasia y Tiro ya sucumbió con una pésima campaña, escupió tierra y mordió el polvo del fracaso. Pero ahora le llegó el momento de levantarse, de erguirse, de dejar atrás casi dos años de no pelear por nada en lo futbolístico, de hacer el borrón y cuenta nueva necesario para un nuevo comienzo y aprender de los errores del pasado. Tras salvarse por segundo año consecutivo de un hipotético descenso, al albo se le exige para el 2015 que se viene competitividad, protagonismo y un plantel que esté a la altura de las circunstancias, más allá de la destacable decisión de preparar y foguear a la apetecible materia prima del club. Y mientras el DT Luis Rueda sigue intensificando sus trabajos con el selectivo día a día en el club, del cual subirá varios juveniles a primera y seguirá evaluando a aquellos que se encuentran a prueba, ya comenzaron a barajarse en la mesa de decisiones del fútbol los primeros nombres para la próxima temporada y ya hubo sondeos. Como se había adelantado en su momento, es muy seria la pretensión de hacer regresar a dos jugadores que tuvieron pasos destacados en el club de la Vicente López, como Juan Mauri y Héctor López, quienes pese a ello no se despidieron de la mejor manera. Lo cierto es que el albo pide a gritos hombres generadores y conductores, de los cuales careció en el último semestre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia