El último superclásico de la Copa Sudamericana paralizó al país y encendió la pasión de los fanáticos: desde la aparición del Tano Pasman, el enérgico fanático del equipo de Nuñez que vivió frenéticamente el partido de ida entre Belgrano de Córdoba y River por el descenso a la B Nacional, en julio de 2011, son muchos los que comenzaron a filmarse viendo al equipo de sus amores en instancias definitorias.

Franko Bonetto es un hincha de pura cepa. De esos que tienen al club por encima de la vieja. Es tanto su fanatismo, que abrió su propio canal de Youtube llamado "Desde el hincha" y recopila sus videos viendo los partidos de su club, mezclados con análisis de lo sucedido en el campo de juego.
Durante el partido de vuelta por la Sudamericana, Franko no pudo asistir al estadio y cumplió con su tradición. Nervios, desesperación, angustia, casi al infarto. Las reacciones de Bonetto son el reflejo crudo de lo que vivía gran parte de un país.
A los 33 segundos del video, arrancamos con el encendido festejo de la atajada de Marcelo Barovero al penal efectuado por Emmanuel Gigliotti que podía haber puesto el marcador a favor de Boca. Y al minuto de la grabación, el gol de Leonardo Pisculichi pone a River en la final de la copa y provoca el estallido máximo del hincha.
En cuero, sin el sombrerito con el que arrancó el partido y en una crisis de llanto, Franko terminó el partido extasiado por alcanzar una final internacional ganándole, nada más y nada menos, al eterno rival.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia