Al final se lo llevó él. Por segundo año consecutivo, Cristiano Ronaldo fue elegido por la FIFA como el mejor jugador del año y le entregó el tercer balón de oro de su carrera.
El portugués se erigió por sobre Lionel Messi y el arquero alemán Manuel Neuer, tras sumar el 37,66 por ciento de los votos entre 23.833 consultados entre entrenadores y capitanes de equipos de fútbol y periodistas que disponen los organizadores, FIFA y la revista especializada France Football.
La Pulga arañó el segundo puesto con el 15,76 por ciento de los votos, y cerró con el 15,72 por ciento el arquero campeón mundial con la selección alemana.
Una vez que Thierry Henrry dio a conocer su nombre, Ronaldo hizo lo suyo sobre el escenario y manifestó: "Ganar un trofeo así es único y una motivación para ganar más títulos. Jamás pensé en conseguir tres Balones de Oro, pero no me conformo. Quiero alcanzar a Messi, mi misión es entrar en la historia del fútbol como el mejor".
Lejos de despotricar el logro del portugués, y con su humildad de siempre, Lionel Messi expresó que "es muy merecido", y que ya había advertido que iba a ser "difícil ganarlo este año" teniendo en cuenta que Cristiano había marcado "muchos goles", 61 en 60 partidos. En un año donde se consagró campeón en la Champions League y el Mundial de Clubes.
Por otro lado, el entrenador alemán campeón del mundo, Joaquim Löw fue quien se llevó el premio al entrenador del año, relegando al Cholo Simeone y a Carlo Ancelloti.
James Rodríguez por su parte se llevó el premio Ferenc Puskas al mejor gol del año.
Mientras que la alemana Nadine Kessler fue elegida como mejor jugadora del año.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia