"Hay mucha expectativa, muchos sentimientos y muchos ojos observando ...". Blanco. Silencio total. La sala en donde se realizó el sorteo de la Libertadores 2015 quedó muda, con las luces que le apuntaban a Juan Sebastián Verón, quien no pudo continuar con su discurso. Los directores, alertados por el parate, mandaron un tape cuando estaba por retomar la comunicación.
¿Qué sucedió? Las imágenes dejaron a la vista que la Brujita tenía puesta una cucaracha por la cual recibía el texto previo al video que salió al aire, pero se le cayó de la oreja y no logró continuar. Cuando intentó reaccionar, era demasiado tarde: ya había sido tapado por el corto. Gran futbolista, no tan buen orador.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia