La anunciada tormenta eléctrica que se esperaba en el área sureste de Chicago obligó a los organizadores del partido entre Colombia y Chile por las semifinales de la Copa América Centenario a suspender el encuentro por dos horas y media hasta que mejoró el clima.
Justo al finalizar en el Soldier Field Stadium la primera mitad del encuentro que Chile le ganaba a Colombia 2-0, se presentó la tormenta con relámpagos y truenos, mientras nubes negras envolvieron al estadio. Los altavoces del estadio pidieron a los cerca de 50.000 espectadores presentes desalojar las gradas y ponerse a salvo en los refugios previstos para el caso. "Damas y caballeros, se acerca tormenta peligrosa al área, por favor buscar refiugio debajo de las gradas del estadio", anunciaron los organizadores, en momentos en que la lluvia comenzaba a caer con fuerza.
Todo el personal de seguridad que custodiaba el terreno también fue evacuado, mientras los relámpagos iluminaban la noche, a unos dos kilómetros del estadio. En momentos en que no había guardias en la cancha, un fanático semidesnudo se lanzó a correr por el campo, burlando a dos docenas de oficiales de seguridad que le perseguían. Finalmente, el joven de unos 20 años fue atrapado mientras intentaba subir de regreso a las gradas.
El Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos para el área de Chicago anunció que la tormenta eléctrica durará hasta las 22.45 locales (0.45 de Argentina). También reportó amenaza de tornado para el medioeste estadounidense. Por reglas del torneo, se da una primera pausa de 30 minutos y luego otra de dos horas. Por suerte mejoraron las condicones del tiempo en ese lapso, y se pudo reanudar el partido.
Embed

Embed

Embed

Embed

Embed

Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia