Los caprichos del destino y las geografías hacen que lleve a su querida La Plata en su partida de nacimiento, pero tranquilamente podría haber nacido en Salta, en las esquinas de Leguizamón y Vicente López, por cómo entendió en sus momentos las necesidades, el paladar y el fútbol de esta provincia, por su revalorización del futbolista de la zona y por cómo se hizo querer por estas tierras, hasta alcanzar un pedestal de ídolo en Gimnasia y Tiro tras sus dos ascensos a Primera como DT del albo: él es Ricardo Rezza.
Antes de ser homenajeado, en la previa del encuentro de anoche entre el millonario y Temperley en el Gigante, habló de todo con Alentandooo en una extensa entrevista.
"Elegí Salta para la pretemporada de Temperley porque siempre me sentí aquí como en mi casa, pero tampoco hubiese sido posible si no tendría las comodidades que hoy encuentro. Dejé mucha gente querida en esta provincia", expresó el actual DT de Temperley, para luego explayarse. "Por donde pasé, dejé un buen recuerdo, pero el cariño que me tienen acá es increíble. Me genera orgullo. Jugamos un amistoso con Central Norte y me reencontré con jugadores que hice debutar, como Cristian Zurita. Me vino a agradecer. Estoy orgulloso de haber formado parte del crecimiento suyo y de otros como Sergio Plaza y Adrián Cuadrado. Eso fue lo que hicimos en esos tiempos en Gimnasia, revalorizar al jugador de la zona, algo que hoy no se ve", dijo.
En relación a los 17 años de ausencia del fútbol salteño en Primera División y a los fracasos sistemáticos, Rezza dio su particular punto de vista. "No respetar una idea o un proyecto, cambiar constantemente de técnico, suele conducir al fracaso. Hay que respaldar los proyectos. No hay respuestas en 2 o 3 partidos. Debe haber seriedad y un enfoque de la dirigencia de turno. Fue una pena que se haya ido tan pronto Luis Rueda. Ahora el hincha y todo Gimnasia debe apoyar al Chaucha Bianco, debe ser respaldado. ¿Si volvería a dirigir a Gimnasia? Difícil, porque yo estoy más cerca del retiro. Pueden contar conmigo para lo que sea y ojalá no me necesiten, porque eso significará que las cosas están bien en el club. Que el hincha respalde a Bianco y al grupo de jugadores", manifestó el ídolo.
En relación a si algún día volvería a Salta para desempeñarse en el rol de entrenador, añadió: "Todos los años pienso que va a ser el último. No creo que siga dirigiendo más de tres años, de acuerdo a cómo me sienta. Ya tendré una edad lógica como para abocarme a otra cosa. En Gimnasia, si me necesitan estoy. Me han llamado para pedirme referencias sobre determinado jugador y siempre estoy a disposición para colaborar o asesorar. Volviendo a lo de antes, sin ninguna duda debe cambiar eso, de que al cuarto partido se echa a un DT, no debería ser así, deberían respaldarlo más y mantener una base de equipo perdurable".
Por último, en relación a su presente con Temperley, Rezza remarcó el hecho de haber ascendido prácticamente dos categorías en un año con el gasolero, que hoy disfruta de las mieles de la Primera División. "Se dio un salto muy grande y no es fácil. Cuando agarré a este equipo hubo muchas complicaciones; ganamos una final por penales contra Platense. Luego, aprovechamos la reestructuración en los torneos oficiales de AFA para meternos en Primera. Somos el club con el presupuesto más bajo de la categoría y todo cuesta, pero queremos repetir lo que venimos haciendo, reforzar la máquina. El otro día leí que el contrato de un jugador de River equivalía a todos los contratos juntos de todo nuestro plantel, eso habla a las claras de la diferencia. Pero yo les inculco a mis jugadores que en la cancha somos iguales, somos once contra once. Si el esfuerzo es colectivo podemos dar pelea", concluyó.
















¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia