Un futbolista de la liga zonal de Belgrado, de la cuarta división del fútbol serbio, fue el protagonista del dia. Luego de recibir un regalo entre el defensor y el arquero rival, el delantero remató por arriba del travesaño, a pesar de estar literalmente debajo del arco. Creer o reventar.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia