El periodista Gabriel Anello ratificó anoche su acusación contra Ezequiel Lavezzi, el delantero de la Selección respecto de quien aseguró que quedó afuera del banco de suplentes del partido con Colombia porque había fumado marihuana durante la concentración, sentencia que provocó la decisión del plantel argentino de no hablar más con la prensa.
"Encantado me encontraría en Tribunales con Lavezzi. Ojalá me lleve para que yo le pueda demostrar no solo eso que dije sino más cosas de su vida personal", lanzó el periodista de Radio Mitre en declaraciones a Fox Sports.

Lejos de sentirse amedrentado, Anello expresó: "Confío en la persona que me contó esto. Fue la misma que me contó en su momento lo que había pasado con el antidoping de Banega (NdR: quedó sorpresivamente afuera de la lista del Mundial Brasil 2014 por causas que no se esclarecieron) y cuando Crespi lo sacó por la puerta de atrás a Lavezzi para evitarle un control antes de la última Copa del Mundo".
Sobre su acusación salvó lo siguiente: "Que Lavezzi en la casa haga lo que quiera. Cuando esto pasó estaba concentrado en el predio de la Selección, preparando un partido con la Selección en fecha de Eliminatorias".

En este sentido agregó: "A mí no me importa quedar bien o mal con un jugador o con un dirigente, yo no vivo de ellos, no vivo de una nota. Vivo de mi periodismo, y mi periodismo a veces es antipático, a veces simpático me lleva a decir las cosas que uno se entera".
Por último, el periodista y relator consideró que el plantel de la Selección lo utilizó como chivo expiatorio para lograr lo que hace tiempo querían que era cortar el vínculo con la prensa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia