El argentino Gonzalo Higuaín fulminó a su anterior equipo y dio la victoria al líder Juventus por 2-1 ante el Nápoles, este sábado en el partido estelar de la 11ª jornada de la Serie A.
El Pipita, que ha pasado de héroe de los napolitanos a uno de sus enemigos desde su millonario traspaso en la pretemporada, fue decisivo con su tanto en el minuto 70, para decantar un partido hasta entonces igualado.
El alemán Sami Khedira dejó un balón retrasado en el área para que el argentino, libre de marca, enviara un zurdazo directo a la red. Higuaín, por respeto a sus excompañeros, no celebró apenas el gol tras batir a Pepe Reina. Su presencia en el partido había suscitado la mayor expectación y no defraudó, convirtiéndose en el protagonista también en la definición.

Higuaín no festejó después de marcar
Embed

Antes de ese momento, la Juventus se había adelantado en el marcador en el minuto 50, cuando un mal despeje de la zaga visitante terminó en pase involuntario para Leonardo Bonucci, que envió un misil sin dejar caer el balón. Apenas cuatro minutos más tarde, en el 54, el Nápoles igualaba con un remate cruzado en el área del español José Callejón a centro de Lorenzo Insigne.
Higuaín, con su gol en el 70, decidió el partido y firmó su séptimo tanto en esta Serie A, a 3 del líder, el bosnio Edin Dzeko (Roma). Todavía le queda camino para poder revalidar el título de máximo anotador, que consiguió el curso pasado con 36 dianas.
En la clasificación, la Juve refuerza su liderato y se distancia por el momento con 5 puntos más que el segundo, la Roma, que visita el domingo al modesto Empoli (18º). El Nápoles, tercero, queda distanciado a 7 puntos de su rival de este sábado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia