El plantel argentino de fútbol vive con tranquilidad y comodidad el clásico de mañana ante Brasil, por la 11° fecha de Eliminatorias Sudamericanas, en busca de la recuperación para la clasificación al próximo Mundial.
"El plantel está muy bien acá, es feliz, tienen todo", dijo el secretario de Selecciones Nacionales, Jorge Miadosqui, a Télam, en el predio ubicado en las afueras de la ciudad de Belo Horizonte, propiedad de Atlético Mineiro.
"Este lugar no es nuevo para ellos porque la mayoría estuvo cuando se jugó el Mundial Brasil 2014 así que no se dudó a la hora de armar la logística. Acá tienen todos los elementos necesarios, de última tecnología, cosas que ni te imaginás", manifestó Miadosqui.
El complejo Cidade do Galo tiene 100.320 metros cuadrados y está ubicado sobre el kilómetro 21 de la Rodovía, de manera casi imperceptible por la amplia vegetación a su alrededor, en el barrio Jardín de Gloria de Vespasiano. Cuenta con cuatro campos de entrenamiento y algunos de ellos están adaptados al clima tropical de la ciudad. Son resistentes a la lluvia incesante y a la posterior reaparición del sol.
Este último dato fue comprobado por el grupo de jugadores, comandados por Lionel Messi, en el segundo entrenamiento que se retrasó unos minutos por la lluvia y se realizó sin inconvenientes media hora después.
El predio, a 20 kilómetros del estadio Mineirao, cuenta con dormitorios, que utiliza el primer equipo más divisiones juveniles, con sala de prensa (Argentina tiene disponibles tres), comedor, sala de juegos y de entrenamiento, equipado con departamento médico.
El seleccionado argentino de fútbol enfrentará mañana a Brasil desde las 20.45, hora argentina, en el estadio Mineirao de Belo Horizonte por la undécima fecha de Eliminatorias Sudamericanas 2018.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia