El plantel de Quilmes no se entrenó hoy porque siguen sin cancelarle la deuda de cinco meses que existe.
Mariano Uglessich, uno de sus referentes, le apuntó a la dirigencia de la institución. “Desde el jueves habíamos tomado la decisión que si este lunes no aparecía el dinero no entrenábamos. No tuvimos ningún acercamiento de la dirigencia, no hubo respuestas”, declaró el defensor.
El cervecero perdió el viernes frente a Godoy Cruz en el sur del conurbano y, si los jugadores no reciben un guiño de la dirigencia que los satisfaga, continuará de paro. Además de la llamativa ausencia de miembros de la Comisión Directiva, sorprendió que según los propios dichos de Uglessich ninguna autoridad de Futbolistas Argentinos Agremiados se haya comunicado para interiorizarse de la situación. Uglessich sostuvo que esta situación “no tiene por qué notarse en los partidos” y el otro día “salimos a la cancha a jugar como siempre, ante un gran rival” en referencia a la derrota 3 a 1 en el estadio Centenario.
“El plantel está dolido por la situación, por la falta de compromiso y la falta de diálogo de las personas que deberían estar acercándose a nosotros. Pasaron cinco días y no tenemos respuestas”, aseveró.
Uglessich, de 34 años, reconoció que “no está buena la medida” de fuerza aunque dio a entender que no existe otra forma de reclamar. Uglessich contó que no “queremos ponernos como víctimas”, pero manifestó que, “si bien hay chicos que no cobran hace bastante, nadie está sufriendo gracias a Dios”. “Sufrir es otra cosa, no queremos que nadie esté pidiendo por nosotros, sí agradecemos los colegas que piensan en nuestro momento”, cerró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia