El Mundial se acaba y Los Pumas quieren que el último acto sea con tono triunfal. Esta viernes, desde las 17, se medirán con Sudáfrica en el partido por el tercer puesto en el estadio Olímpico de Londres. Transmitirán ESPN y la TV Pública. Un triunfo le pondría broche de oro a la actuación argentina en el Mundial que, más allá de lo que suceda hoy en Londres, ya cuenta con el título de histórica.
Ese encuentro, el tercero entre argentinos y sudafricanos en el año, tendrá la presencia del salteño Juan Figallo desde el arranque del partido. El miércoles Daniel Hourcade había anunciado que el Chipi iba de suplente, pero ayer, en el último entrenamiento, se lesionó Marcos Ayerza. Figallo ocupará su lugar y jugará su sexto partido como titular en un Mundial.
Ante la ausencia del hooker Agustín Creevy, la capitanía la tendrá el apertura tucumano Nicolás Sánchez, quien podría terminar como el goleador del Mundial, ya que acumula 89 puntos, diez más que el sudafricano Handre Pollard, 75 del apertura australiano Bernard Foley y 63 del gran Dan Carter, de Nueva Zelanda.
''Será una gran batalla'', pronosticó el entrenador Daniel Hourcade, que desde su interinato en 2012 llevó a Los Pumas a un juego con mayor vuelo sumando el plus a su gran puntal defensivo.
El friccionado enfrentamiento ante Australia que dejó al conjunto argentino sin final también erosionó a gran parte del plantel, por lo cual Hourcade tuvo que hacer nueve cambios. Además de Creevy, Argentina se quedó sin el talentoso Juan Martín Hernández, con una costilla maltrecha, y con una conmoción el tryman del equipo, el rosarino Juan Imhoff. Tampoco estarán el fullback Joaquín Tuculet, golpeado en un hombro, ni Leonardo Senatore y Pablo Matera, el tercera línea que se lució en el gran partido de cuartos ante Irlanda.
Entre los que ingresan estará el santiagueño Juan Manuel Leguizamón en su último mundial pese a que firmó contrato para el Súper Rugby. También jugará el veloz Lucas González Amorosino, quien adelantó que habrá que ''asfixiar'' a los Springboks para evitar que puedan desplegar su juego.
Sudáfrica tuvo un mal comienzo cuando perdió sorpresivamente ante Japón en el debut, aunque luego solo cayó y ajustadamente ante los All Blacks, candidatos al título que se definirá mañana en un duelo oceánico.
El entrenador de los Springboks, Heyneke Meyer, dispuso dos cambios. Victor Matfield, quien se despedirá a los 38 años del seleccionado, ingresará como capitán en la segunda línea en lugar de Lood de Jager, y Ruan Pienaar entrará por Furie du Preez, lesionado contra los All Blacks, como medio scrum y Rudy Paige irá al banco de suplentes.

  • Las formaciones
  • Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia