Espectacular fue ayer la primera presentación de la Fórmula E en Buenos Aires, con cuatro cambios de punteros a lo largo de 35 vueltas y un final a pura "chapa" que vio prevalecer al portugués Antonio Félix da Costa (Amlin Aguri), en una calurosa jornada sabatina.
Da Costa se benefició con una serie de toques y una penalización in extremis para el alemán Nick Heidfeld para alzarse con su primer éxito en la temporada debut de la categoría de autos eléctricos, en una competencia válida por la cuarta fecha.
Numeroso fue el público que se acercó hasta el circuito callejero de Puerto Madero, en la Costanera Sur, para seguir de cerca a la novedosa Fórmula E, en la primera presentación en el país de una categoría fiscalizada por la FIA (la Federación Internacional del Automóvil) desde la última visita de la Fórmula Uno a estas tierras, allá por 1998.
Entre zumbido de motores y bondiolitas junto a la reserva ecológica, la gente disfrutó de una carrera atractiva que lo encontró ganador a Da Silva al cabo de 48 minutos 52 segundos 100 milésimas de febril competencia, con un promedio de velocidad de 103,4 kilómetros por hora, aunque ingresó en una ocasión el auto de seguridad por un choque del indio Karu Chandhok en el decimoquinto giro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia