El 9 de noviembre de 2014 Carlos "Potro" "Abregú sufrió la segunda derrota de su carrera profesional. Fue una dura caída frente al estadounidense Sadam Alí en Atlantic City, pero también fueron fuertes los golpes que recibió fuera del cuadrilátero desde esa fecha hasta el momento que decidió volver al ring. Abregú está preparando su regreso y le contó a El Tribuno todo lo que pasó desde aquella noche negra hasta la actualidad, que incluye la separación de su mujer y la recuperación total de tres lesiones.
El Potro todavía no tiene rivales en carpeta, ni tampoco una sede para su regreso. Sí tiene en observación a dos o tres púgiles argentinos de la categoría superwelter que podrían ser su oposición en mayo. "No tengo rivales en mente, pero quiero volver a pelear", señaló el excampeón sudamericano y de Plata del Consejo Mundial de Boxeo.
"La verdad es que me sentí retirado, no solo por la derrota que sufrí frente a Sadam Alí, sino por problemas familiares que tuve y los de salud", contó el boxeador nacido en Tucumán pero radicado en Salta. "Fue durísima la separación con mi mujer, que es chilena y se fue con mi hijo. De vez en cuando lo veo a través de videollamadas, pero no es lo mismo tenerlo cerca", expresó con un toque de tristeza en su voz. La última vez que lo tuvo en su brazos fue hace seis meses y ese distanciamiento lo afectó mucho.
A la par de los problemas familiares se sumaron los físicos. Le diagnosticaron estrabismo (desviación de la línea visual de uno o de los dos ojos) que pudieron ser ocasionados por el estrés o por un golpe en sus últimas peleas. "No podía seguir con esa lesión, que se sumó a la de la mano y la del hombro. Me operaron de la vista y gracias a Dios quedé mejor", contó el boxeador.
"La vista la recuperé en un cien por ciento, también superé los dolores en el hombro y en la mano y la recuperación física hizo que me dieran ganas de volver a pelear. Mi primera meta era realizar un mes de trabajo constante, con triple turno sosteniendo la idea de volver a escalar a los primeros puestos", expresó el Potro.
El regreso de Abregú será en la categoría superwelter, una división superior a la que desarrolló durante casi toda su carrera rentada. "La idea es afianzarme en la categoría. En peso welter a nivel internacional los rivales no son los mismos; durante mucho tiempo decidimos pelear en esa división porque estaban todos los campeones: Floyd Mayweather, Manny Pacquiao, Timothy Bradley. Ante Alí tuve muchos problemas para dar el peso, estaba muy flaco y no llegué bien. Ahora la naturaleza me exige que suba de categoría y combata en superwelter", dijo Abregú.
Los golpes que recibió sobre el ring y fuera de él dolieron por igual, pero Abregú destaca que de todo eso sacó una lección: aprender a perder. "La verdad es que hay que aprender a aceptar la derrota y eso aprendí en este tiempo. Perdí y no tengo que echarle la culpa a nadie. Quizás a todo el equipo nos faltó algo de experiencia para afrontar esa pelea, pero de eso también se aprende", concluyó un renovado Abregú.
El campeón reaparece con nuevo ánimo y la idea clara de volver a ocupar ese lugar importante en la escena nacional e internacional que ganó a base de piñas limpias, sus 29 nocauts y 36 victorias en 38 presentaciones. Y los fanáticos salteños están listos para volver a darle su apoyo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia