El tirapiedras comienza a diagramar lo que será su tercera temporada en el Federal B. Lo que es un hecho es que Daniel Bustos no seguirá al frente del equipo, por lo que la comisión directiva de Progreso busca alternativas.
Por el momento se manejan dos: Jorge Honecker o Damián Bensi. Si bien este último todavía está jugando en San Antonio de Campo Santo, ya tiene en mente comenzar a dirigir y, como exjugador de Progreso, podría tener la chance en este club. Sin embargo, todavía no hay nada definido al respecto ya que Honecker también cuenta con grandes chances y la próxima temporada vendrá complicada, con descensos masivos.
Por otra parte, la idea de la dirigencia es mantener la base del equipo que jugó el último campeonato y a eso sumarle seis refuerzos. "Tenemos que conformar un equipo competitivo porque este año habrá descensos nuevamente", comentó Gustavo Orozco, presidente de Progreso.
En cuanto a lo económico, Orozco aseguró que cuentan con un déficit de $30.000 pesos, que corresponde al pago de sueldos de algunos jugadores. "Todos los partidos tuvimos déficit, hasta con Central, solo tuvimos buenas recaudaciones cuando jugamos con los tucumanos", dijo el dirigente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia