París Saint-Germain y Manchester City igualaron 2-2 en el Parque de los Príncipes, este miércoles en la ida de los cuartos de la Liga de Campeones, un duelo marcado por los desaciertos defensivos, por lo que se jugarán el pase a semifinales el martes en el Etihad Stadium. Abrió el marcador el belga Kevin De Bruyne en el minuto 38 e igualó el sueco Zlatan Ibrahimovic en el 41. Ya en la segunda parte Adrien Rabiot adelantó a los locales (59) y el brasileño Fernandinho (72) hizo el 2-2 definitivo. En un partido en el que las defensas dejaron mucho que desear, el PSG tuvo en sus manos encarrilar el pase a semifinales, pero finalmente deberá certificar su superioridad en el juego en Manchester. Mucho mejor en la primera mitad, el City arañó un preciado empate en la capital francesa que le hace soñar con meterse en el Top-4 europeo el próximo martes. El partido estuvo marcado por las imprecisiones en ambos bandos. Nada más comenzar (7) el uruguayo Edinson Cavani encontró al espacio a Blaise Matuidi, pero careció de velocidad y le ganó la partida su compatriota Eliaquim Mangala. Cuatro minutos después el árbitro señaló penal por una entrada del francés Bacary Sagna sobre el brasileño David Luiz. Ibrahimovic se encargó del lanzamiento y Joe Hart adivinó su disparo, despejando el balón a córner.

Ibrahimovic pudo golear

La estrella sueca volvió a fallar en el cara a cara frente al arquero de la selección inglesa. En el 23, tras un robo de balón, Rabiot sirvió para el delantero, que buscó la escuadra y lanzó el balón demasiado alto. A continuación llegó el momento de De Bruyne. Matuidi dio un mal pase y el City salió con velocidad mediante el brasileño Fernandinho, que condujo y cedió a la derecha para que el mediapunta belga, con confianza, batiera al alemán Kevin Trapp. Rápidamente llegó el 1-1 de la forma más inesperada. Hart sacó de portería en corto para Fernando e Ibrahimovic acudió a presionar, alcanzando el balón e introduciéndolo en la portería gracias al rebote tras un horrible pase del brasileño. En la segunda mitad el PSG dominó con autoridad y parecía que podía golear. Primero apareció Rabiot para hacer el 2-1 al aprovechar desde el segundo palo un despeje de Hart tras un remate de cabeza en el primer palo de Cavani. Con el City contra las cuerdas, el PSG perdonó. Ibra ganó la espalda a Sagna pero su remate de cabeza se fue al larguero (62). Sin casi haber llegado en la segunda mitad el City se encontró el 2-2. En un balón que no aciertan a despejar el marfileño Serge Aurier, de vuelta al equipo tras el escándalo que protagonizó, y el brasileño Thiago Silva, Fernandinho solo tuvo que empujarlo a las mallas. Para el envite decisivo el PSG no podrá contar con el brasileño David Luiz, que finalizó el partido con molestias, y con Blaise Matuidi. Ambos vieron amarilla y cumplirán ciclo de tarjetas en la vuelta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia