Las autoridades de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) se entrevistaron con sus pares de la provincia de Buenos Aires y existe un principio de acuerdo para que, luego de la Copa América en Chile, un partido por fin de semana de Primera División que se juegue en su jurisdicción cuente con concurrencia de público visitante.
Fuentes de ambos organismos confiaron que "en las reuniones se llegó a un principio de acuerdo" para que un cotejo por fin de semana, a partir del semestre venidero, tenga la asistencia de ambas parcialidades.
El sábado pasado, el gobernador Daniel Scioli y el presidente de AFA, Luis Segura, se entrevistaron y empezaron a delinear lo que hoy no tienen aún carácter oficial, pero que ya está en un borrador para ser aprobado y sellado en lo inmediato.
La sugerencia del gobernador se basa en que habrá una promoción de 15 mil agentes que colaborarán en las tareas de la fuerza.
De este modo, los estadios José María Minella de Mar del Plata (Aldosivi), Único de La Plata (Estudiantes), Arsenal, Banfield, Defensa y Justicia, Gimnasia, Independiente, Lanús, Olimpo de Bahía Blanca, Quilmes, Racing, Sarmiento de Junín, Temperley y Tigre quedarán habilitados, alternativamente, para albergar público visitante en un encuentro por fecha.
El público visitante en el fútbol argentino quedó prohibido en forma definitiva en junio de 2013, luego de que un enfrentamiento entre barras de Lanús y la Policía provincial culminara con la muerte de un hincha en el estadio Ciudad de La Plata.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia