El acuerdo que el Ratón Gustavo Ibáñez cerró con los dirigentes de Juventud Antoniana, al renovar su vínculo, dejó en claro que el equipo que otra vez conducirá J. J. López mantendrá a uno de los atacantes con oficio y que resultó una pieza clave para avanzar a la instancia semifinal en el Federal A. Ibáñez en la nota con El Tribuno, entre otros temas, se refirió a lo que hubiera significado enfrentar en una final a San Martín de Tucumán, donde jugó y del cual es hincha.
Decidiste aceptar otro desafío con la camiseta de Juventud, al quedarte.
Sí, seguro. Nos quedamos un poco dolidos porque queríamos llegar a la final pero no se pudo, así que hablé con los dirigentes y tengo todo arreglado. Es una decisión que me pone muy contento quedarme en Juventud y de seguir vistiendo la camiseta de este club en el próximo torneo.
Esto quiere decir que quedó una deuda pendiente.
Las ganas siguen igual. Ahora solo queda esperar que llegue la fecha de iniciación del campeonato venidero. Lo principal pasa por hacer una buen pretemporada
¿Qué faltó para llegar al objetivo final?
Por ahí nos jugaron en contra las lesiones porque tuvimos un plantel corto y es lo que en los últimos partidos nos pasó factura.
¿Es una lección que sirve para no dar más ventaja?
Habrá que prepararse mejor y sobre todo en la pretemporada con un buen trabajo físico y mentalizarse para el torneo que va a ser durísimo. Sabemos que Juventud es una institución grande y tiene que ser protagonista siempre.
¿Con la llegada de J. J. López como DT, Juventud ganó más respeto en la categoría?
Yo creo que sí. Demostró que es un técnico muy profesional y eso contribuyó para realizar una muy buena campaña y, por ende, lograr la clasificación hasta la instancia semifinal.
Ahora la responsabilidad que tendrá Juventud va a ser mayor porque todos lo van a ver como candidato.
Como ya dije, Juventud es un equipo grande y siempre tiene que ser candidato y cumplir un rol importante en todos los torneos que juegue. Es una institución con mucho arraigo popular y nosotros, los que quedamos y los que lleguen, tenemos que hacer valer todo eso.
¿Era buena la propuesta económica de Güemes de Santiago del Estero?
Sí, importante. Pero la charla con los dirigentes de Juventud fue excelente porque llegamos a un arreglo definitivo y que me dejó tranquilo.
El descanso es merecido para volver con todas las pilas cargadas para el próximo certamen.
Ahora uno se encuentra disfrutando con la familia porque ellos no me estuvieron acompañando en Salta. Resulta gratificante y muy positivo para cualquier jugador un reencuentro de estás características.
¿Qué repercusión tuvo en Tucumán tu presente en Juventud?
Mis familiares, mis amigos también tenían la ilusión de que, al menos, se pudiera llegar a la final porque ya se había instalado la idea de enfrentar a San Martín. No se logró y ahora hay que pensar en lo que viene
¿Sos hincha de San Martín?
Sí. Y si se daba la posibilidad de enfrentarlo lo hubiera jugado al máximo, entregando todo porque me debía a la camiseta de Juventud.
Y en este sentido en Salta, ¿cómo fue el trato del hincha?
El cariño de la gente siempre me lo demostraba en cada partido y uno está agradecido por tanto afecto. Nosotros queríamos darle una alegría con el ascenso, pero con esto que pasó no se dio. Hay que pensar en lo que vendrá, buscando arrancar de la mejor manera.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia