Solo 65 días sin él. Poco más de dos meses pasaron desde aquella lapidaria frase para la Selección argentina: "Pensándolo mucho en el vestuario, creo que ya está para mí la selección, ya se terminó. Lamentablemente lo busqué, era lo que más deseaba y no se dio", decía Lionel Messi tras caer ante Chile en la Copa América Centenario, el 26 de junio.
Días después, el #NoTeVayasLio se hizo sentir en todo el país, aunque la convocatoria y el pedido surtió más efecto en las redes sociales que en las plazas. De todos modos, fue unánime el pensamiento y la súplica en el mundo del fútbol: Messi debía seguir jugando en la Selección.
El crack nacido en Rosario se había prometido a sí mismo no volver a ponerse la celeste y blanca. Aturdido no solo por esa cuarta final que perdió con su país, sino también por la escandalosa situación que atravesó -o aún atraviesa- la AFA, los problemas organizativos que sufrió la Selección inclusive, en los Estados Unidos.
Nueve semanas después, tras la reorganización de la casa madre del fútbol argentino, la presentación de Edgardo Bauza en reemplazo de Martino y la charla que mantuvo con el nuevo DT de la Selección, Messi decidió volver y seguir conduciendo a la Argentina al Mundial de Rusia 2018. Y todo quedó en un "acto de calentura" nomás.
Messi, máximo artillero del conjunto nacional con 55 goles, volverá a pisar hoy los campos del complejo deportivo que la AFA tiene en Ezeiza. Aunque La Pulga llega con un signo de interrogación por una lesión que sufrió el domingo ante el Athletic Bilbao, en la Liga Española.
Por esa razón, el capitán del seleccionado se sometió a estudios médicos antes de viajar a Buenos Aires para sumarse al conjunto albiceleste hoy, aunque habrá que esperar su evolución para determinar su disponibilidad para el partido del jueves ante Uruguay.
"Las pruebas realizadas han confirmado que Leo Messi tiene unas molestias en el aductor izquierdo", informó oficialmente el Barcelona a través de un comunicado de prensa.
"Este informe con el cual viaja está consensuado entre los servicios médicos del FC Barcelona y de la AFA. El jugador viaja a Argentina para incorporarse con su selección y la evolución de las molestias marcará su disponibilidad para disputar los partidos programados", agregó.
Messi presentó molestias en el pubis, además de varios golpes producto de la intensa marca que le propinó el Athletic de Bilbao el domingo.

Cuatro finales y 55 goles

La historia entre Lionel Messi y la Selección (mayor) arroja cifras interesantes. La Pulga vuelve al país motivado a partir de la llegada del nuevo cuerpo técnico y luego de digerir tantos fracasos deportivamente hablando con la Selección.
Es que el crack del Barcelona ya acumula cuatro finales perdidas con Argentina y siente la presión cada vez más. La primera fue en 2007 cuando Brasil les ganó 3-0 en la final de la Copa América celebrada en Venezuela. La segunda final fue en el Mundial 2014, en Brasil, frente a Alemania (0-1); la tercera en Chile, Copa América, frente al anfitrión y por penales, y la última derrota en la Copa América Centenario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia