Lionel Messi regresó al seleccionado argentino de fútbol, tras una renuncia de la cual se retractó, y lo hizo con un gol, un caño, y singular reverencia en el campo de juego.
Embed
Además, la Pulga realizó varias asistencias de calidad en la etapa inicial que no pudieron ser capitalizadas por sus compañeros. Y a los 42 llegó su gol, si bien la pelota se desvió en Giménez, previamente Messi la bajó, la dominó y giro sobre su cuerpo para rematar de zurda y vencer a Fernando Muslera.
En el complemento fue siempre una amenza latente para los uruguayos pero el que más lo sufrió fue el defensor Matías Corujo, a quien le hizo un caño.
Embed
Después, para rematarla, dos hinchas ingresaron al campo de juego para abrazarlo y pedirle un autógrafo. El primero se arrodilló ante él con lapicera en mano; Messi le acarició la cabeza. El segundo se resbaló y goleó al crack, sin querer, y fue reducido rápidamente.

  • Sus estadísticas
Embed

Hermosa pared entre Dybala y Messi
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia