La primera etapa del Rally Dakar 2015 que unió Buenos Aires con Villa Carlos Paz y que se suponía iba a ser un mero un trámite dejó afuera por problemas mecánicos a Nani Roma (MINI), último campeón en autos, e imprimió más presión a los otros candidatos de la marca alemana, Nasser Al Attiyah y el mendocino Orly Terranova, primero y segundo de la jornada, respectivamente.
En motos el vencedor fue el inglés Sam Sunderland (KTM) y el chileno Ignacio Casale en quads.
Sunderland, quien este año pasó al equipo oficial KTM, ganó la especial de 175 kilómetros al marcar un tiempo de 1h18m57s y dejó segundo al portugués Paulo Goncalves (Honda) por apenas 5s y tercero al catalán y campeón Marc Coma (KTM) por 1m12s, mientras que cuarto fue el español Joan Barreda (Honda) a 1m41s resultados que reflejan dónde estará la lucha en las dos ruedas.
En autos, Al Attiyah se impuso sobre Terranova por apenas 22 segundos, en un duelo que podría ser el corolario de este Dakar 2015, y tercero quedó el norteamericano Robby Gordon con su Hammer Gordini, a 1m04s.
Otro argentino, Emiliano Spataro, logró un excelente sexto puesto, a 1m18s del líder de la etapa relegando incluso a las dos figuras de Peugeot, el español Carlos Sainz (a 2m06) y el multicampeón francés Stephane Peterhansel (a 2m35s).
En cuatriciclos, el chileno Casale ganó la etapa con una ventaja de 1m07s sobre el polaco Rafal Sonik y de 1m23s respecto del tercero, el uruguayo Sergio Lafuente, todos con Yamaha.
Si bien la etapa de hoy ha sido un "prólogo" para que los pilotos vayan entrando en calor, el resultado no es nada despreciable teniendo en cuenta que los minutos ganados serán fundamentales en la etapa de mañana entre Carlos Paz y San Juan, cuando los competidores se encuentren de lleno con las primeras complicaciones que depara el Dakar 2015, según anticipó el director deportivo de la competencia, David Castera.
"Es difícil juzgar una estrategia en el primer día de carrera pero estamos contentos con el resultado. La moto funcionó muy rápido, muy bien. Y si bien es cierto que soy un candidato al título en el primer día, espero serlo en el último día también", dijo Sunderland.
El británico sabe lo que valen sus palabras, porque el año pasado, tras ganar la segunda etapa, el motor de su entonces moto Honda no quiso saber nada y con él murieron también sus sueños en aquel Dakar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia