Independiente vio eclipsarse su segunda oportunidad de acceder a la Copa Libertadores 2016, su principal objetivo de este segundo semestre del año, al empatar 1 a 1 ante su homónimo Sante Fe, de Colombia, en el estadio Nemesio Camacho, ‘El Campín‘, de Bogotá, y quedar eliminado de la Copa Sudamericana en cuartos de final.
El rojo había perdido por 1 a 0 el jueves pasado en Avellaneda y obviamente necesitaba dar vuelta la historia para acceder a las semifinales del certamen y con ello seguir teniendo chances de acceder a la Libertadores.
La primera opción que tenía Independiente para llegar a esa meta propuesta por los dirigentes y aceptada por el entrenador Mauricio Pellegrino a la hora de ser contratado era la Copa Argentina, en la que fue eliminado por Lanús (lo venció por 2 a 0).
Esta era la segunda alternativa para ingresar a la Libertadores como el argentino mejor clasificado de la Sudamericana, ya que River Plate no cuenta porque ya está en esa instancia por ser el campeón, pero también pasó de largo y se la apropió entonces Huracán, que justamente será rival de los ‘millonarios‘ en las semifinales de este certamen, mientras que la otra la jugarán justamente Independiente Santa Fe con Sportivo Luqueño, de Paraguay.
Ya la derrota del primer juego había dejado como conclusión que los colombianos eran uno de los mejores equipos de estos cuartos de final y que Independiente perdió mucho con las bajas de Lucas Albertengo, Jesús Méndez y Cristian Rodríguez, que recién vio acción hoy en el segundo tiempo.
Por eso Pellegrino dispuso en cancha a algunos jugadores muy ‘livianitos‘ para estas paradas bravas como por ejemplo los chicos Julián Vitale y Ezequiel Vidal.


  • Mirá el gol de Meza para el 1 a 0 de Independiente Santa Fe
Embed

  • Mirá el gol de Zapara, en contra, para el 1 a 1 del rojo
Embed

Dentro de ese contexto esta noche el conjunto de Avellaneda fue tibio para atacar y frágil para defenderse, sin una transición confiable en la mitad de la cancha.

Esto fue lo que observaron los 200 hinchas que llegaron desde Buenos Aires ya con la mala noticia de que no podrían entrar al estadio por una sanción de la Conmebol y finalmente pudieron hacerlo por una gestión de los dirigentes del club.

Lo que observaron estos parciales fue entonces muy distinto a lo que están acostumbrados en el torneo local, hoy por hoy la última chance que le queda a Independiente para volver a una Libertadores de la que es el máximo ganador de la historia con siete títulos.

Claro que para ello el ‘rojo‘ tendrá que adjudicarse la Liguilla Prelibertadores entre los ubicados del tercer al sexto lugar del campeonato de primera división autóctono.

Y seguramente en eso ya se puso a pensar Pellegrino exactamente a la media hora del primer tiempo, cuando un córner desde la izquierda lanzado de zurda por el volante venezolano ex Banfield Luis Seijas cayó en la cabeza del zaguero central Francisco Meza, quien convirtió con un frentazo cruzado hacia el palo desde donde venía el balón.

Esta conquista obligó a Independiente a hacer dos goles, algo que intentó sin demasiadas chances durante la larga hora de juego que le quedaba por delante.
Y hacia allí fue el equipo argentino en pos de un objetivo que, por su rendimiento, se avizoraba quimérico, más allá de algunos fallos erróneos del árbitro venezolano José Argote (estuvo en la Copa América de Chile y dirigió a Argentina) que motivaron las airadas protestas y la consecuente expulsión de Pellegrino a 10 minutos del epílogo del cotejo.

Independiente terminó entonces yendo con lo que podía, con un Juan Lucero más picante que todos sus compañeros de ataque cuando ingresó por el lesionado lateral Nicolás Tagliafico y había que jugarse el todo por el todo, aunque siempre expuesto a una contra que bajara la persiana antes de tiempo.

Y de hecho cerraron todo los colombianos sin necesidad de más, porque Independiente nunca lo inquietó como para pensar en otra cosa que en meterse en semifinales y empezar a hacer historia para su club en particular y el fútbol de su país en general.

El empate postrero, inservible para el caso, llegó ‘de carambola‘, casi como una imagen de lo que podía aportar Independiente en esta historia, luego de un remate de Martín Benítez (otro ’livianito’) en el palo derecho y el rebote tomado por el ‘Cebolla‘ Rodríguez que pegó primero en el ingresado Almir Soto y después por dos veces en el arquero Robinson Zapáta antes de ingresar al arco. Una síntesis exacta de lo que fue este juego.

la síntesis

Independiente Santa Fe 1 (2): Robinson Zapata; Yulián Anchico, Yerry Mina, Francisco Meza y Leyvin Balanta; Juan Daniel Roa, Yeison Gordillo, Sebastián Salazar y Luis Manuel Seijas; Wilson Morelo y Luis Quiñones. DT: Gerardo Pelusso.

Independiente 1 (1): Diego Rodríguez; Gustavo Toledo, Hernán Pellerano, Víctor Cuesta y Nicolás Tagliafico; Julián Vitale, Jorge Ortiz, Martín Benitez y Federico Mancuello; Ezequiel Vidal y Diego Vera. DT: Mauricio Pellegrino.

Gol en el primer tiempo: 30m. Meza (S).
Gol en el segundo tiempo: 45m. Zapata (S), en contra.

Cambios: ST: Inicio; Cristian Rodríguez por Vidal (I), 22m. Juan Martín Lucero por Tagliafico (I), 32m. Miguel Borja por Quiñones (S), Darío Rodríguez por Roa (S) y Claudio Aquino por Ortiz (I) y 43m. Almir Soto por Seijas (S).

Jornada: Cuartos de final (revancha)
Estadio: Estadio Nemesio Camacho, ‘El Campín‘ (Bogotá).
Árbitro: José Argote (Venezuela).


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia