San Lorenzo no pudo sacarle frutos jugosos al temerario planteo de juego propuesto por su nuevo entrenador, Pablo Guede, que salió al Nuevo Gasómetro para enfrentar a Toluca, de México, con un osado 3-2-2-3 con el que apenas salvó un empate en un gol que lo dejó bastante relegado al cabo de dos presentaciones en el grupo 6 de la Copa Libertadores.
El planteo inicial de Pablo Guede pareció efectivo un minuto y fallido al siguiente, según se sucedieron los goles de San Lorenzo y Toluca a los 11 y 12 minutos, respectivamente, pero non por las conquistas en sí, sino por la forma en que estas llegaron.
La del 'Ciclón' tuvo lugar tras un dudoso penal cometido por Gerardo Flores que convirtió el infalible Néstor Ortigoza, mientras que la del conjunto mexicano tuvo lugar acto seguido tras una descompensación defensiva 'azulgrana' que aprovechó Carlos Esquivel para clavar el balón en el ángulo izquierdo que cubría el arquero Sebastián Torrico.
Esto desnudó entonces que esa defensa de tres que muchas veces, cuando Julio Buffarini se perdía en subidas intrascendentes, se convertía en una de dos, lo que dejaba muy expuesto al equipo, ya que en el retroceso solamente el pródigo Franco Mussis se acoplaba a los del fondo.
Claro que cuando la pelota la tomaban los volantes Néstor Ortigoza, Leandro Romagnoli y Fernando Belluschi, la versión 'azulgrana' de equipo cambiaba de color, aunque esto era tan gradual que no lograba superar la escala de ataque por ataque en que estaba planteado el partido.
Y en ese aspecto San Lorenzo perdía dos hombres, los de punta Martín Cauteruccio y Mauro Matos, porque se quedaban clavados arriba esperando que les llegara el balón, cosa que pocas veces sucedía porque los mexicanos se cerraban bien atrás y la única llave para abrir esa defensa era la que podía utilizar Ezequiel Cerutti intentando penetrar por derecha, aunque para ello debía eliminar de a dos o tres rivales por la franja derecha.
Por eso el primer tiempo dejó abiertas un sinfín de incógnitas respecto de lo que podía suceder si todo seguía dentro de los mismos parámetros en el segundo período o si Guede se decidía por corregir su déficit de equilibrio entre líneas.
Y lo que sucedió o intentó hacer el técnico sanlorencista fue la teoría de la 'manta corta', ya que por tapar la cabeza destapó los pies, haciendo ingresar a Emanuel Mas para cubrir el lateral izquierdo, pero en lugar de Cerutti, lo que obligaba a Buffarini a exigirse más en sus trepadas por derecha.
Y el esfuerzo de 'Buffa' nunca pudo compensar lo que naturalmente ofrecía el ex Sarmiento y Olimpo, que mostraba su cara de fastidio y perplejidad en el banco, mientras sus compañeros se debatían en la confusión que se generaba desde las decisiones de su técnico.
En tanto Toluca, que venía de ganarle por 2 a 0 a Gremio en México, donde ocupa el 15to. lugar en la liga local, ejercía un control de balón más prolijo con el ex San Lorenzo Darío Bottinelli manejando los hilos en el medio y otro ex 'cuervo' como José Cardozo, hoy técnico de los aztecas que por estar suspendido observaba el partido desde una cabina cercana a la que ocupaba el vicepresidente Marcelo Tinelli y recién sobre los 40 minutos disponía del primer cambio sacando al delantero argentino Enrique Triverio.
Con su reemplazante, el volante Alexis Vega, claramente mostró el entrenador paraguayo que esrte punto de visitante le sentaba más que bien, sobre todo porque para San Lorenzo recién es el primero en dos presentaciones luego del fallido debut en la altura de Quito ante la Liga Deportiva Universitaria por 2 a 0.
Y fue "parda nomás caballeros", una igualdad que hizo sobrevolar otra vez los fantasmas de la eliminación en primera ronda de la edición 2015 de esta Copa Libertadores que San Lorenzo supo muy bien ganar un año antes.
Y también, claro, extrañar a Edgardo Bauza, un perfil totalmente opuesto al de este "loquito lindo" de Guede, tal como lo identificó el propio Ortigoza cuando le preguntaron por él a pocos días de hacerse cargo de la sucesión del 'Patón'.
Lo único en lo que se le pareció a aquel equipo fue el accionar de Torrico, que otra vez fue un bastión impenetrable en el complemento para salvar una potencial



Embed

Embed


Embed

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia