Como un luchador tozudo y bravío, que recibe los golpes y los tolera con hidalguía y luego despierta del nocaut y da batalla hasta el final, así se comportó Juventud Antoniana en tierras puntanas, donde, sin jugar bien pero con una dosis de carácter en los round finales, igualó en un tanto con Juventud Unida Universitaria de San Luis, en una de las "finales" de la novena fecha del tetradecagonal del torneo Federal A.
¿Fue bueno el punto del santo ante un duro rival y lejos de la provincia? Depende desde dónde se lo mire. Mirando el "vaso medio lleno", se debe decir que el santo la sacó barata en el primer tiempo y reaccionó oportunamente en el complemento mostrando una cara mucho más reluciente y positiva, que jugó gran parte del encuentro con un jugador menos y que la igualdad en La Punta fue lo mejor que le podía pasar dadas las circunstancias del juego. Por lo tanto, el punto sirve y los mismos jugadores terminaron celebrándolo con el pitazo final del juez Bocca. Pero si vemos el vaso "medio vacío", también es cierto que si apuesta al ascenso, la vara siempre estará alta, que no puede darse el lujo en el sprint final de resignar dos unidades y que podría ceder y alejarse aún más del puesto de virtual ascendido, que por ahora comparten Talleres y Defensores de Belgrano de Villa Ramallo.
Lo cierto es que el santo alcanzó el empate y vio una luz de esperanza, que aún mantiene encendida, cuando parecía que se le venía la noche de entrada. Porque los puntanos salieron desde el arranque a presionarlos bien arriba, a ahogarle los circuitos, a arrinconarlo y a rodearle el área. A los 6 min, un tiro libre envenenado de Peralta fue controlado por Maino, con grandes reflejos. Pero tres minutos más tarde, el "uno" antoniano aportó su cuota de responsabilidad en el gol de Tarragona, una joyita del delantero por sobre el cuerpo del arquero que se coló en la red: 1 a 0. El gol de los puntanos agravó la confusión de un Juventud siempre sorprendido, anticipado, inconexo y nervioso. Su termómetro fue Matías Ceballos, quien se fue expulsado a los 29 minutos en clara señal de impotencia y nerviosismo. Al menos tres ocasiones de Juventud Unida en ese primer período podrían haber acabado con las ilusiones del santo. Pero lo dejaron con vida y en el complemento los de Pascutti cambiaron la cara con un hombre menos. Allí apareció el primer destello de fútbol, cuando, tras una muy buena acción colectiva decorada por una exquisita pared entre Gorostegui y Ricky Gómez, terminó con el lateral antoniano definiendo cruzado y de zurda en posición de "9": 1 a 1.
El santo se revitalizó con el gol, el DT bajó la persiana con el ingreso de Galíndez y Juventud aguantó el empate hasta el final, sin resignar la tenencia de balón, pero sufriendo las embestidas de los puntanos.
El sueño sigue vivo, pese a todo.


El golazo de Tarragona, con responsabilidad de Maino (9' PT)
Embed

La justa expulsión de Ceballos; al santafesino se le salió la cadena
Embed

El empate de Juventud: zurdazo cruzado de Raúl Gorostegui (19' ST)
Embed


El resultado:

JUV. UNIDA (SL) 1 JUVENTUD 1

D. Aguiar M. Maino
M. Figueroa A. Bellone
C. Casteglione G. Stang
F. Labake J. P. Cárdenas
N. Inostroza R. Gorostegui
M. Aguirre N. Aguirre
L. Argüello G. Ortiz
J. Aguirre M. Ceballos
F. Aman R. Gómez
W. Peralta G. Ibáñez
C. Tarragona G. Balvorín

DT: P. Dechat DT: A. Pascutti

Goles: PT: 9' Cristian Tarragona (JU). ST: 19' Raúl Gorostegui (JA).

Cambios: ST: inicio, J. Quinteros por G. Balvorín (JA), 21' Mazzia por Peralta (JU), 29' M. Fernández por C. Tarragona (JU) y B. Sepúlveda por M. Aguirre (JU), 30' E. Galíndez por G. Ibáñez (JA) y 43' Calderón por Aguirre (JA).

Incidencias: PT: 29' Expulsado Matías Ceballos (JA), por juego brusco.

Jornada: 9° fecha
Estadio: Mario Sebastián Diez
Árbitro: Bruno Bocca

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia