A pocos días del gran suceso, en Córdoba decidieron parar la pelota. La exigencia de Juan Manuel de la Sota finalmente no podrá ser cumplida, ya que el superclásico pactado para este martes en el estadio Kempes quedó sin efecto.
Las razones son más que suficientes. La Seguridad. No solo por los últimos hechos acontecidos entre Boca y River, sino porque justo ese día la UTA convocó a un paro nacional de transporte y las condiciones no estaban dadas para que el partido se lleve a cabo.
En contacto con el portal deportivo Olé, Emeterio Farias, presidente de la Liga Cordobesa de Fútbol, comunicó que la idea es que el encuentro se realice el próximo 10 de octubre. Una fecha FIFA, en la que los jugadores podrán estar disponibles para dicho evento.
No obstante, aún resta la confirmación de la nueva fecha de realización del partido, por lo que aquellos que compraron sus entradas deberán permanecer espectantes hasta tanto se resuelva.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia