Lionel Messi tiene la motivación intacta. Y muestra más dibujos en sus piel.

El crack de Barcelona tomó la palabra en la previa del gran duelo de semifinal de mañana entre su equipo y el Bayern Munich que dirige Pep Guardiola.

Messi manifestó estar "enchufado" de cara a este partido. "La motivación es jugar la semifinal de la Champions y de estar en una final más. Tengo ganas de jugar una final más", soltó Lionel para la ilusión de todos los catalanes. "No hay presión por llegar a la final sino más bien obligación".

Guardiola fue un tema aparte para La Pulga. "Desde que se fue no volvimos a hablar. Solo nos cruzamos en una gala de la FIFA pero aparte de eso no tuvimos más relación aunque aquí fue muy buena mientras estuvimos juntos aquí".

Y con respecto a la semifinal, el crack comentó: "En una semifinal no hay favoritos. Los dos tenemos grandes jugadores y estamos acostumbrados a jugar este tipo de eliminatorias".

Messi cree que el conocimiento de Guardiola sobre el Barça no le da más ventaja: "Él nos conoce mucho a nosotros y nosotros también sabemos qué es lo que quiere de sus jugadores".

El máximo artillero de la historia de la Champions con 75 goles y tres veces campeón de la "orejona" cerró aclarando una vez más que con el DT Luis Enrique está todo bien. "En su momento ya lo aclaré. Pasó lo que pasó y ahora la relación es normal y buena conmigo y con los compañeros".

Durante la conferencia de prensa, Messi se dejó ver su nuevo tatuaje en el brazo derecho. Lionel ya se había hecho varios "tatoo" en otras partes del cuerpo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia