El entrenador de la Roma, Luciano Spalletti, envió a Francesco Totti a casa, según los medios italianos, pocas horas antes del partido ante el Palermo, tras una entrevista en la que el capitán y leyenda del club romano lo criticó.
Según las páginas de internet de los periódicos deportivos Gazzetta dello Sport y Corriere dello Sport, Totti fue conminado por su entrenador a abandonar la concentración del equipo previa al duelo ante el Palermo.
Totti obedeció la orden de su entrenador y se fue a su casa tras haberse despedido de sus "incrédulos" compañeros, según la Gazzetta.
En una entrevista a la cadena de televisión RAI, de la que el sábado se difundió un extracto, Totti, de 39 años, dedicó varios reproches a Spalletti, que apenas cuenta con él.
"Aún me siento futbolista y quiero jugar. Mi lesión se ha acabado, estoy bien y si no juego es únicamente por decisión del entrenador", señaló.
"Mi contrato acaba en junio y veremos entonces qué pasa, porque yo no puedo estar así. Me siento mal y también lo están todos aquellos que me rodean", añadió el jugador.
"Es cierto que me habría gustado que me dijera a la cara las cosas que he leído en los periódicos", confesó Totti.

Totti, leyenda del club

Totti, que debutó como profesional en 1993, ha jugado toda su carrera en la Roma, con la que ha disputado casi 750 partidos y anotado 300 goles, convirtiéndose en una verdadera
leyenda del club romano y del fútbol italiano.
Desde que Spalletti relevara al francés Rudi Garcia en enero por los malos resultados, Totti se ha visto relegado a un puesto de suplente.
"¿Mi relación con Spalletti? Yo diría que es de hola y adiós. Pero tengo estima por él, como persona y como entrenador", afirmó el centrocampista ofensivo italiano.
Con 39 años, una edad en la que los antiguos campeones se dedican normalmente a comentar partidos en la televisión, Totti quiere seguir jugando en su Roma.
Calificado como el Rey de Roma, o el capitán eterno, la pregunta sobre el futuro de Totti ya está en las mentes de todos los hinchas del equipo romano.
La Roma es cuarta de la Serie A, y cayó ante el Real Madrid en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones (2-0).
Después del partido ante el conjunto blanco, el centrocampista croata Luka Modric subió a las redes sociales un selfie junto a Totti acompañado de la frase "Mi ídolo".
Modric, que no es especialmente joven (30 años), sólo contaba con 7 años cuando Totti debutó en la Serie A.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia