El día soñado, volver a la cima del campeonato de Primera División. Primero Rosario Central y más tarde San Lorenzo lograron treparse a la punta y superar al temido Boca, que jugará hoy en La Bombonera frente al penúltimo equipo de la tabla, Nueva Chicago.
Solo un punto separa a los nuevos líderes del xeneize.
Lo cierto es que anoche, en la última jugada del partido, con el desahogo de saber que pese al dominio se le escapaba la victoria, Rosario Central consiguió ganarle por 2 a 1 a San Martín de San Juan con un cabezazo del defensor Alejandro Donatti, para recuperar, al menos transitoriamente, la punta y meterle presión a Boca antes de que juegue con Nueva Chicago.
Ante una multitud en el estadio Gigante de Arroyito, el canalla tuvo mejor predisposición para atacar, aunque recién pudo abrir el marcador a los 39 minutos del primer tiempo cuando Marco Ruben habilitó a Franco Cervi y el habilidoso juvenil "picó" el balón ante la salida del arquero Luis Ardente.
Pero después de haber dominado la pelota la mayor parte del partido, sin poder definir el marcador, San Martín lo empató con un notable cabezazo de Facundo Pumpido a los 32 del complemento.
Después de que el entrenador Eduardo Coudet se fue expulsado, en el cuarto minuto de descuento el marcador central Alejandro Donatti clavó un cabezazo contra el palo izquierdo de Ardente para hacer estallar el Gigante de Arroyito.
Con este triunfo, Central llegó a 21 puntos al igual que San Lorenzo.
Es que el santo también volvió anoche a la cima del campeonato porque fue más efectivo que un Independiente impotente al que batió 1 a 0 en el Nuevo Gasómetro.
Por la novena fecha, el gol que sirvió para la victoria valiosa lo aportó Héctor Villalba a los 43 minutos de juego.
Por su parte, Independiente volvió a complicarse con un resultado negativo en el único frente que atiende en este semestre y además quedó preocupado por un fuerte traumatismo en una pierna que sufrió el batallador mediocampista uruguayo Diego Rodríguez.
En la primera etapa, San Lorenzo había arrancado mejor, al menos en la tenencia de la pelota, después levantó su rendimiento Independiente y tuvo una par de situaciones claras, sobre todo por el juego de Federico Mancuello y Matías Pisano, pero al final el local volvió a convertirse en el dominador de las acciones y ganó el parcial.
En el último tramo del segmento inicial, cuando el azulgrana apretaba decididamente a Independiente contra su arco, Julio Buffarini abrió para Villalba, quien disparó fuerte y cruzado y tapó Rodríguez.
Un minuto más tarde llegó el desquite para Villalba, porque dentro del área se valió de un potente remate para darle forma al 1 a 0.
En la segunda parte, San Lorenzo, con la ventaja, se dedicó a esperar ordenado a un oponente que avanzaba hasta tres cuartos de cancha, pero era incapaz de generar las situaciones que precisaba para aspirar a la igualdad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia