Corrió hasta el final y hasta se animó a patear un penal y lo hizo bien. Javier Mascherano es de esos que no se borran en las finales y al que poco se le puede reprochar. Ayer, en la tristísima final perdida contra Chile, fue la figura argentina. Nicolás Otamendi y Lionel Messi completan el podio de los mejores en la frustrada definición.
  • Sergio Romero (6): Sin inconvenientes; los chilenos no llegaron con real riesgo al arco argentino, y cuando le tocó responder lo hizo con solvencia.
  • Gabriel Mercado (6): Cumplió como durante todo el torneo. Fue bravo defendiendo y se prodigó en ataque tal como es su característica.
  • Nicolás Otamendi (6): Sólido mientras tuvo por delante a Ramiro Funes Mori, y cuando le tocó jugar como lateral izquierdo
  • Ramiro Funes Mori (5). Como marcador central actuó correctamente, pero cuando le tocó ocupar el lateral izquierdo sufrió más.
  • Marcos Rojo (4): produjo menos que Mercado en el otro lateral hasta los 42 minutos del primer tiempo, cuando vio la tarjeta roja.
  • Lucas Biglia (5): Jugó como titular por obligación. El esfuerzo no alcanzó y después falló un penal decisivo en la serie.
  • Javier Mascherano (8): Amo y señor del partido; ganó por el medio y en los cruces bravos para los costados. Y el penal lo pateó como había que hacerlo, fuerte y a un costado.
  • Éver Banega (6): Irregular, porque tuvo intermitencias cuando tenía más obligaciones con la recuperación en el primer tiempo, y se soltó algo más cuando ingresó Kranevitter.
  • Gonzalo Higuaín (4): Historia repetida: hace goles ante rivales de menor envergadura pero se "manca" en las finales.
  • Ángel Di María (5): Hizo lo que pudo hasta que aguantó, pero no debió haber jugado.
  • Matías Kranevitter (6). Ingresó para equiparar fuerzas en la mitad de la cancha y lo hizo acertadamente. Se ganó una tarjeta amarilla por golpear la pelota en señal de descontento por una falta que no fue.
  • Sergio Aguero (5): Entró para reemplazar a un irresoluto Higuaín y se animó a patear un par de veces, pero sus intentos salieron muy lejos del arco defendido por Claudio Bravo.
  • Erik Lamela (5): Jugó en el alargue y logró algunos desbordes por izquierda y derecha que lo destacaron en el mano a mano, pero no tuvo los receptores adecuados dentro del área.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia