La Selección argentina masculina de vóleibol cerró los Juegos Panamericanos de Toronto de la mejor manera, consiguiendo el tan ansiado oro.
Los muchachos dirigidos por Julio Velasco se subieron a lo más alto del podio panamericano al superar por 3-2 a Brasil, en una remontada inolvidable, para recuperar la máxima presea de esta competencia tras 20 años de ostracismo.
El seleccionado argentino se impuso con parciales de 25-23, 18-25, 19-25, 25-23 y 15-8, tras levantar seis puntos de desventaja en el cuarto set, cuando parecían derrotados.
El encuentro arrancó con un 8-3 a favor de Argentina, de cara al primer descanso obligado, pero nunca cedió el liderazgo. Es más, otro buen tramo en base a bloqueo y contraataque hizo que se adelante 19-14. Costó el cierre, pero fue 25-23, luego de estar arriba 24-20.
Hubo mayor regularidad de ambos lados en el arranque del segundo set, hasta que Argentina se despegó 10-7. Sin embargo, a partir de un mayor volumen de juego y afinidad con el servicio hizo que Brasil pasara al frente 14-13 y se pusiera, primero 20-16, y después el final 25-18, aprovechando errores argentinos en ataque.
En la tercera manga siguió la tónica de Brasil: buen manejo de cada bola y ataques certeros. Sumados a errores no forzados de Argentina, logró adelantarse 13-7. Ventaja que nunca perdió hasta el cierre: 25-19.
Ya en el cuarto parcial llegó el momento de ponerle el calificativo de heroico al trabajo argentino. Porque Brasil supo ponerse 12-5 siendo efectivo con el servicio, mientras Argentina pasaba su peor pasaje del partido en la ofensiva. Pero una racha positiva albiceleste mantuvo esperanzas: 9-12 y 12-13, para llegar al empate (17-17) y a llevarse el set 25- 23, a partir de un ace de Martín Ramos y un bloqueo de Luciano Zornetta.
El tiebreak arrancó con una Argentina bien firme en ataque, defensa y bloqueo para ponerse 3-0 y 6-2. Luciano De Cecco fue clave en el armado y mostró su inspiración con un sutil toque de segunda y posterior bloqueo para poner las cosas encaminadas para el triunfo argentino. Fue finalmente 15-8 con Facundo Conte como figura del encuentro, con 23 puntos anotados en la final.

Triunfo histórico
La gran campaña desplegada por el seleccionado dirigido por Julio Velasco en los Juegos Panamericanos de Toronto sin dudas marcará un antes y un después en esta generación de deportistas.
Ya antes del partido definitorio contra los brasileños se trataba del mejor resultado para el vóley en Juegos Panamericanos desde 1995, cuando se obtuvo la medalla dorada en el Polideportivo de Mar del Plata, pero esto será inolvidable para este grupo de jóvenes jugadores que llegaron de jugar la Liga Mundial.
Repasando los logros del vóley, se habían conseguido bronces en 1983, 1991 y 2011, en donde estuvieron cuatro de este plantel, sin Facundo Conte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia