El béisbol es una pasión para el pueblo venezolano. Incluso, desde que era pequeño, Hugo Chávez soñaba con convertirse en jugador profesional. Es que todos en su familia aman el deporte de los guantes, los bates y las bases. Bueno, todo menos uno: Adelis, el menor de los seis hermanos, quien siempre fue fanático del fútbol y de Diego Maradona.
Hoy, como desde hace seis años, Adelis Chávez es el presidente de Zamora FC, el equipo que visitará esta noche, desde las 20, a Boca, por la tercera fecha del Grupo 5 de la Copa Libertadores. Un club que llegó a desaparecer en 1998 y resurgió de las cenizas. Un conjunto que pasó de un alcalde opositor a dirigentes chavistas. Un equipo acostumbrado en su historia a pelear por descensos y que ahora pelea títulos.
Embed

Atlético Zamora fue durante gran parte del siglo XX el máximo representante de Barinas, la provincia de la familia Chávez, en el fútbol nacional. Pero, en los últimos años de la década del '90, entró en una crisis económica que lo llevó a desaparecer. Y, con él, se apagaron todas las ilusiones de sus fanáticos. Sin embargo, en 2002, gracias a un aporte del estado municipal gestionado por el alcalde Julio César Reyes, se adquirió la franquicia de una equipo de la segunda división y se (re)fundó Zamora FC.
Pero Reyes, quien estuvo en el cargo municipal entre 2000 y 2008, no estuvo muchos años más en las filas del chavismo. Luego de pelearse con Adán Chávez por las aspiraciones de ambos para la gobernación, se pasó a la oposición. Ahí fue cuando el Gobierno nacional utilizó la figura de Pedro Carreño, asistente personal de Hugo Chávez, para llegar a la dirigencia del club.

Zamora, el club de los Chávez.
A la par, Adelis Chávez, que había llegado a trabajar como cajero de un banco, se desempeñaba en la vicepresidencia del comité organizador de la Copa América 2007. Esa fue la experiencia que lo impulsó a postularse al máximo cargo dirigencial del conjunto de Barinas.
Con el chavismo, Zamora FC comenzó a recibir importantes sponsors que ayudaron a acomodar la economía. También llegó el primer título: el torneo Clausura Nacional 2011. 'El éxito fue rentabilizado por el partido gubernamental que utilizó la imagen de los jugadores en su propaganda electoral', afirma Carles Vinyas, un historiador catalán que le dedicó varios artículos a la relación de Chávez con el fútbol.
Este fue uno de sus mayores hitos al tratarse de un club tradicionalmente acostumbrado a evitar el descenso
Con esa conquista, Zamora se clasificó a su primer torneo internacional: la Copa Libertadores 2012, donde también compartió grupo con Boca, a quien le sacó un empate como local. 'Sin dudas, este fue uno de sus mayores hitos al tratarse de un club tradicionalmente acostumbrado a evitar el descenso', agrega Vinyas.
Por su amor al fútbol, Adelis es el 'diferente' de la familia Chávez. Pero claro: sólo deportivamente hablando..


Fuente: canchallena

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia