Elegido por Los Pumas e Inglaterra, elogiado por todo el rugby nacional y bandera de orgullo del Jockey Club, el verde césped de la cancha donde jugarán Los Mayuatos ante Tucumán mañana luce, como siempre, en óptimas condiciones para recibir a los seleccionados élite de la UAR.

Sin embargo, poco y nada se sabe de quienes trabajan, varias horas a la semana en silencio, para que el estadio sea lo más parecido a un billar y esté acorde a un deporte que no para de crecer.

Adalberto Díaz, Sebastián Alarcón y José Calvo son los cancheros y capataz, éste último, son empleados de la institución de la rotonda de Limache y los responsables de los halagos que recibe especialmente la cancha número 1 de los albirrojos.

"El trabajo empieza cada lunes donde revisamos los pedazos de pan salido, las zonas lastimadas y qué porcentaje de humedad tiene", comenzó la explicación Calvo, el más joven dentro del club (lleva 8 años como empleado) y continuó: "Si notamos un desnivel, se saca el pan entero y se corta otro en un sector fuera del campo de juego para ponerlo ahí".

Con respecto al riego que debe tener el césped, todos coincidieron en que se rocía "preferentemente de noche para que conserve más humedad", los lunes y jueves.

En total son cinco los aspersores que riegan de 15 a 20 minutos cada línea y hace unos meses instalaron un sistema computarizado apto para quedar programado de noche.

Los especialistas alguna vez fueron jóvenes aprendices, pero se capacitaron (y lo siguen haciendo) con el ingeniero agrónomo Ramiro García Bes, uno de los tantos socios que brindan sus conocimientos al Jockey Club.

Alarcón es el encargado de realizar los cortes y emparejar los sectores del campo de juego. Con 10 años en la institución sabe que la estética es más que importante y por eso los viernes "o un día antes de una fecha importante" realiza un corte.

Para llevar a cabo esa labor también cuenta con máquinas y ésta debe dejar el pasto a un centímetro y medio al ras del suelo, por lo que antes debe revisar las hojas.

"Ahora cuando llegue el verano se corta más seguido y se programa en la semana", añadió.
El más experimentado de los tres dentro del club es Díaz, quien con 50 años de edad, ocupó ya la mitad de su vida dentro del Jockey.

Las curaciones y todo lo que tenga que ver con la cancha también pasa por él. Por eso, con total franqueza aseguró: "Es un orgullo que estemos siempre detrás de todo el reconocimiento. Trabajamos con mucha voluntad".

"Acá recibimos a Los Pumas siempre que vienen, también pidió venir Inglaterra y todas las selecciones que juegan acá pretenden venir al menos a entrenarse a nuestro club y para nosotros es lo más reconfortante".

"Más allá del trabajo, te enaltece que salga un buen comentario en el diario o que las cámaras de ESPN enfoquen nuestra cancha y la alaben, porque es nuestra", comentó Calvo.
"Para nosotros es así y la sentimos como tal. Es nuestra cancha", agregó Díaz y también Alarcón.
El césped de la cancha principal del Jockey recibe todos los fines de semana a varios equipos en sus diferentes divisiones y el plato principal durante gran parte del año es el Regional del NOA. A final de temporada también es sede del Campeonato Argentino y lejos de llegar debilitada, mañana lucirá con resplandor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia