En la previa del clásico en Córdoba, se realizó un minuto de silencio en memoria de los cuatro árbitros que perdieron la vida en la noche del viernes. Beligoy y los otros jueces del partido sostuvieron una bandera con sus nombres que rezaba: “Por siempre en nuestros corazones”.
Cabe recordar que el viernes por la noche, los cuatro árbitros de la Liga Cordobesa de Fútbol murieron tras un choque frontal entre el auto en el que viajaban y un camión sobre la ruta provincial 11, cuando transitaban por la localidad de Unión.
El choque ocurrió alrededor de las 20.30 en el kilómetro 187, cuando un camión con acoplado chocó a un Chevrolet Meriva en el que iban las víctimas, quienes viajaban para asistir a un partido que se iba a realizar en la localidad cordobesa de Wenceslao Escalante.
Como consecuencia del impacto, fallecieron los cuatro ocupantes del rodado menor, que fueron identificados como Ignacio Bustos (30), Marcos Fabián (22), Diego Fernando Bravo (21) y Juan Ignacio Massa (20).
En tanto, el camionero no sufrió heridas de gravedad.
A raíz del accidente, la Liga Cordobesa de Fútbol suspendió todos los partidos previstos para este fin de semana.
Pero la otra cara del superclásico fue el alucinante recibimiento y mensaje de paz en el último Boca-River del año.
Los organizadores montaron un show inusual en la salida de ambos equipos al campo.
Además, cada jugador estuvo acompañado por un niño vestido con los colores rivales y hubo hasta un espectáculo musical y muchos juegos artificiales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia