Tuvieron que pasar nada menos que 52 años para que Argentina vuelva a obtener una nueva medalla dorada en los Juegos Olímpicos 2004.
Desde aquella presea en remo por la dupla de Eduardo Guerrero y Tranquilo Capozzo en Helsinki 1952, transcurrieron 13 competencias para volver a ver la bandera nacional en lo más alto del podio, pero en Grecia valió la pena esperar tanto porque dos deportes populares lograron adjudicársela por primera vez.
El 28 de agosto quedará marcado a fuego para los fanáticos argentinos, ya que ese mismo día el básquet y el fútbol festejaron tras ganar sus respectivas finales.
Con Emanuel Ginóbili como abanderado nacional logró imponerse ante varias potencias como Serbia, Lituania (en la final) y nada menos que a los Estados Unidos, el Dream Team.
En fútbol, por su parte, el seleccionado nacional cosechó su primer oro al derrotar a Paraguay en la final y a Italia en semis.
La gran figura fue Carlos Tévez, quien marcó 8 de los 17 tantos de la Argentina.
El medallero se completó con otras cuatro preseas de bronce.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia