El domingo, a partir de las 16.15, se jugará el superclásico. Pero, en la espera, el estado del campo de juego
de la Bombonera es una in­cógnita. Hay personal de Boca trabajando en el césped. Es que los últimos dos
partidos se jugaron con cancha embarrada. Mejorar el césped es más que un deseo en la previa al superclá­
sico. Además, se colocaron unas lámparas especiales para acelerar la fotosíntesis del césped.


Embed
Embed
Embed
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia