La erogación en materia de seguridad en Central Norte incrementó considerablemente en el último partido que jugó. Es que, tal como lo explicó Carlos Musaime, después de los incidentes que provocaron la suspensión del partido contra Mitre, desde la Policía le solicitaron la contratación de más adicionales de seguridad al organizar partidos de local.
"A causa del problema que tuvimos con los barras en el partido contra Mitre hubo un gran incremento en la erogación al momento de organizar partidos. Es que la cantidad de adicionales se incrementó en un cincuenta por ciento. Antes pagábamos diez mil o doce mil pesos, ahora pagamos quince mil o dieciocho mil pesos", explicó el tesorero del cuervo. "No podemos decis si está bien o mal, es entendible por los problemas que se suscitaron", aclaró el dirigente.
Hay que destacar que por los incidentes provocados aquel día, el Consejo Federal impuso una sanción económica de 200 entradas por dos partidos.
Por otra parte, Musaime también habló con El Tribuno sobre el presupuesto de Central Norte para el Federal B que, según lo confirmó, asciende a $260.000. En muchas ocasiones se puso en tela de juicio a la dirigencia cuerva, con la insistente pregunta: ¿qué se hace con la plata? Es que, a diferencia del Argentino A, en esta competencia se gasta mucho menos dinero en viajes (solo tuvo que hacer dos a Tucumán, hará uno a Chicoana y otro a Rosario de la Frontera), el equipo no concentra y el costo del plantel también es menor.
"Sí, se gasta menos que en la otra categoría, pero los ingresos también son menores"
"Sí, se gasta menos que en la otra categoría, pero los ingresos también son menores"
Musaime dejó en claro: "Sí, se gasta menos que en la otra categoría, pero los ingresos también son menores; los subsidios son inferiores, el apoyo de los auspiciantes también, las recaudaciones también son inferiores o por lo menos desde que nosotros asumimos porque lo hicimos en los últimos partidos de Central en el Argentino A cuando la gente acompañaba masivamente por ser una instancia decisiva".
En las tribunas se sigue viendo gente. Cuando la convocatoria es baja, equivale a mil doscientas personas; en la primera fecha se registró el ingreso aproximado de cinco mil espectadores. "No se puede sacar un promedio de recaudación porque varía mucho. En el primer partido había una gran expectativa y la recaudación, cubriendo todos los gastos, fue de aproximadamente cien mil pesos. En cambio, en el partido contra Brown que si bien era decisivo la lluvia no nos acompañó y tuvimos una de las recaudaciones más bajas, de alrededor de 25 mil pesos netos", contó Musaime. Y ahora bien ¿qué se hace con ese superávit?
En el primer partido se recaudaron aproximadamente $100.000 netos; en el último, en el que la gente no acompañó mucho por la lluvia el superávit fue de $25.000
"Parte del dinero se destina al presupuesto que tenemos, solo una parte porque no se depende de las recaudaciones y el grueso de las recaudaciones queda como reserva para cubrir emergencias que salgan del presupuesto; por ejemplo cuando se fue Piozzi hubo que hacer una erogación, al llegar el nuevo técnico también, cuando hubo que pagar un juicio, entre otras", explicó el tesorero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia