Otra vez lo mismo. Central Norte intenta, tiene la iniciativa y hasta, por momentos, maneja la situación pero no liga, deja que los rivales lo compliquen y termina perdiendo puntos y desaprovechando oportunidades para escalar en la tabla. Esta vez empató sin goles con Atlético Chicoana, que se fue aplaudido por todo el pueblo, tras haber hecho una gran labor en su cancha.
A pesar de la mala organización que tuvo desde un principio este partido, y luego de que separaran a las dos hinchadas (de Chicoana y Central Norte) que antes de que se iniciara el partido estuvieron en una misma tribuna, y gracias al sentido común de la Policía, todo terminó en paz y siendo una fiesta para las familias del pueblo que fueron a alentar.
Resulta cargoso volver a decir lo mismo de Central Norte, pero es así. No logra el dominio total del partido ni que este se refleje en el marcador.
Y hasta resulta cargoso volver a decir lo mismo de Central Norte, pero es así. No logra el dominio total del partido ni que este se refleje en el marcador. El empate con Chicoana fue muy parecido al de la fecha pasada contra Pellegrini. Al principio quiso imponer su buen pie con Acosta y con Villar, pero el DT se dio cuenta de que no era la manera de jugar en esa cancha y buscó otras alternativas con el ingreso del Colo Torres y de Zampini, sumando un delantero más. Pero no había caso: solo situaciones de gol con Perillo (que reemplazó al lesionado Pérez), Villar y alguna que otra intervención de Zurita, pero la pelota no entraba y el arquero Ángel Mena tapó varios embates.
central norte chicoana 2.jpg

Chicoana, por su parte, se paró bien y con un policía en el arco, un joven de 16 años (Ricardo Gómez) en el mediocampo, y con un 70 por ciento de su plantel que trabaja además de jugar al fútbol, le jugó de igual a igual a uno de los grandes de Salta. Con avances de Jesús Raposo Teruelo, Ignacio Bonini, José Gomila y un tiro libre de Luis Menú, Chicoana tuvo también chances de llegar al gol; pero la suerte les fue esquiva y Mendoza también estuvo fino.
El cuervo lleva 180 minutos sin poder convertir un gol. El ultimo fue el del Tegui Chávez, en el último minuto, frente a Brown.
Central Norte desperdició la chance de achicar la ventaja con el líder Brown, que había perdido con Pellegrini, y Chicoana, sin chances de clasificación, hizo su negocio, haciéndole un buen partido al cuervo y empatando con dignidad frente a toda su gente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia