Un nuevo try a la inclusión. Si bien la solidaridad nunca tuvo freno en el rugby, esta vez va mucho más allá.
Es que el Zenta Rugby Club de Orán tiene previsto seguir incorporando entre sus jugadores infantiles a chicos con capacidades diferentes.
Lo cierto es que junto a un equipo de profesionales, formado por fisioterapeutas, psicomotricistas y psicopedagogas, trabaja desde este año un grupo de profesores, jugadores y dirigentes del club norteño en un proyecto piloto que con el tiempo desembarcaría en toda la provincia.

rugby.jpg

Con el apoyo de la Unión de Rugby de Salta, el exjugador de Gimnasia y Tiro y actual miembro y entrenador del Zenta, Maximiliano Peiró, y la psicopedagoga Gabriela Bisceglia, llevan adelante este proyecto de inclusión, tomando en cuenta la problemática de Orán, que no escapa a una realidad de toda la sociedad y que, en muchos casos, se desconoce los métodos para enfrentarla.
En ese sentido sus organizadores apuntan a las cualidades que siempre caracterizaron al rugby, como compañerismo, respeto, esfuerzo y principalmente espíritu de equipo y así mezclaron la práctica deportiva con prácticas de esparcimiento. El resultado: un éxito.
Cabe destacar que el rugby infantil está comprendido de chicos entre 5 a 14 años de edad y de esta manera fueron divididos en dos grandes grupos que van desde los 5 a 9 años, en donde aprender a distinguir la causa y los efectos de sus propios movimientos y de 10 a 14 años, en donde aceptan el juicio de otros, logran una rápida compresión y el aprendizaje de nuevos movimientos.
Si bien en algunos puntos del país y del mundo ya se llevan a cabo proyectos en chicos con capacidades diferentes en la práctica de rugby, desde Orán se ejecuta el primero de este tipo en la provincia.
Se calcula que mil millones de personas en el mundo viven con capacidades diferentes y enfrentan muchas barreras para que se las incluya en aspectos sociales clave, de acuerdo con un reciente comunicado de las Naciones Unidas, en el que también se subraya que el derecho a participar en la actividad pública es esencial para reducir las desigualdades sociales.
Los chicos que pertenecen al rugby infantil se entrenan en el club Zenta los martes y jueves, de 19 a 21, y los sábados, de 10 a 12, siendo este día en donde la totalidad de los profesionales analiza en el campo las necesidades de los chicos en busca de resolver sus inquietudes.
Con respecto a las estrategias de trabajo, los niños aprenden la práctica del rugby a través del juego explorando sus propias posibilidades, potencialidades y limitaciones, para luego ser evaluados por los profesionales en conjunto con los profesores y directivos de la entidad deportiva.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen



Comentá esta noticia