El destino le jugó una mala pasada en los últimos meses, en los que el boxeador Luis Carlos Abregú tuvo una dura y sorpresiva derrota ante Juan Carlos Pedrozo en el complejo Nicolás Vitale, cuando cayó por KO. Después de ese combate, muchos se preguntaron cómo seguiría la carrera del Potro y nadie lo supo, hasta que el propio Abregú contó su decisión a El Tribuno: "Decidí que es momento de colgar los guantes". El final de una exitosa carrera llegó.
"Después de tantos problemas que venía teniendo, de tantas lesiones físicas: me quebré dos veces la mano, me operé tres veces de la vista y una lesión crónica en el hombro derecho, me hizo tomar la decisión de colgar los guantes", contó, con la tristeza marcada más que sus cicatrices en su rostro. Su determinación fue el golpe de KO más duro que recibió.
"Es momento de decir adiós, de dar un paso al costado de algo que realmente amo mucho. Me duele un montón tener que decir esto. Es el adiós a algo que me apasiona, a algo que hice con mucho amor", dijo.
El Potro aseguró que la vista fue clave en su punto final. "No puedo seguir adelante. La vista es complicada, hay que tomar las precauciones con tiempo y es un tema para tener en cuenta", señaló.
"En la pelea con Pedrozo -siguió-, la vista influyó mucho. No me imaginé que fuera tanto el problema y pensé que podía pelear bien, pero cuando subí al ring y tocaron las campanas, me di cuenta de que estaba en muy malas condiciones. En ese momento me arrepentí de haber subido al ring, pero ya era tarde".
Embed
No fue el final de una muerte anunciada, porque Abregú está a punto de cumplir 33 años y hace no mucho tiempo estuvo a un solo paso de disputar el título mundial nada menos que ante Manny Pacquiao. Ese era su máximo objetivo, aunque cuando arrancó, a los 18 años, solo quería subir a un ring "para saber lo que se sentía".

Tucumano de nacimiento, pero radicado desde siempre en esta provincia, Abregú recordó sus primeros pasos en el boxeo: "A los 18 años vine a Salta a estudiar y con la idea de arrancar una carrera en el boxeo".
"Comencé como amateur y disputé 43 peleas, de las cuales gané 41. En el año 2005 debuté como profesional ganando por KO. En ese año hice seis peleas y gané todas. Así empezó mi carrera", contó.
"Más adelante llegó el día en que tuvimos que ir a Estados Unidos con Carlos 'Tata' Baldomir, a quien le agradezco. Luego, en Buenos Aires fui campeón de la medalla de plata del Consejo Mundial de Boxeo, pero no pude cumplir con ser campeón del mundo como prometí, así que pido disculpas", cerró, emocionado.
Embed


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia