Se viene un nuevo clásico salteño, esta vez con realidades que parecen contrastar notablemente: Juventud Antoniana cargado de tensión luego de sufrir una goleada histórica con San Jorge de local, y Gimnasia y Tiro con el inflador anímico de una victoria de visitante, aunque en el prólogo de un torneo largo todo pasa a ser relativo, más para un “partido aparte” como lo es un clásico.
Si bien se encendió una luz para que en el clásico de este miércoles, a las 22, en el Martearena, puedan asistir hinchas del albo (ver página 9), desde hace algunas semanas que los directivos antonianos vienen argumentando el por qué de la decisión de jugar solo con locales: “Gimnasia lleva poca gente”, dijeron a manera de provocación en Lerma y San Luis.
Como respuesta, Juan Carlos Ibire manifestó en diálogo con Alentandooo: “De ser así, es lamentable que la gente de Gimnasia se prive de ir a la cancha, es contradictorio, cuando todo el fútbol argentino pide a gritos que vuelvan los visitantes, acá, que tenemos ese privilegio, se tome esta decisión. Ellos son locales y la respetamos, pero no la compartimos. De todas maneras, no queremos que esto nos distraiga. En los tiempos que vivimos algunas chicanas son inoportunas y atrasan 30 años. Hoy todo cambió y no se le puede faltar el respeto a la gente, que está informada de todo. Antes podía decirse cualquier cosa que la gente lo creía, ahora no. Pero tratamos de no involucrarnos, nosotros no organizamos el partido, nuestro objetivo es trabajar cerca del plantel”, expresó el directivo del millonario, para añadir, luego de enterarse de la posibilidad de que los albos puedan estar si es que aseguran al menos 2 mil hinchas: “Ellos tienen que decidir si van o no visitantes. La cantidad es relativa, ellos saben la gente que llevó siempre Gimnasia al Martearena, están las planillas de la Liga”.
En relación con la victoria en Tucumán y a cómo llega el albo al segundo clásico de la temporada, Ibire consideró: “Cuando empatamos en Jujuy parecía un punto perdido, pero viendo ahora lo que ofrece Zapla nos damos cuenta que fue valioso. A San Jorge merecimos ganarle por más goles y luego golearon a Juventud, ahí nos damos cuenta lo parejo del torneo y que cada partido es una final. Así habrá que jugar el miércoles, sin volvernos locos”.

El duro campeonato económico
En más de tres meses de proceso, Gimnasia solo jugó dos partidos como local y las arcas del club lo sienten. “Es clave el apoyo del plantel y el CT, son profesionales que entienden. Gimnasia no merecía estar donde estaba y creo muchísimo en este plantel. Creímos en Nicolás Aguirre, por ejemplo, y hoy está demostrando. Se merece lo del sábado”, manifestó Ibire.

¿La hora del Bocha?
Federico Rodríguez no viajó a Tucumán porque la idea era preservarlo. Bianco lo evaluará para ver si será de la partida el miércoles. Mientras que Fausto Apaza se perfila como reemplazante del expulsado Alexis Bulgarelli.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia